“A Los Pobres Los Necesitamos Pobres” – Att: El Socialismo

Escrito por Anderson el . Posteado en Política

“Mire, General, usted todavía no ha comprendido la revolución. Se lo explico: esta revolución se propone hacer un cambio cultural en el país, cambiarle a la gente la forma de pensar y vivir, y esos cambios solo se pueden hacer desde el poder. Así que lo primero es mantenerse en el poder para hacer el cambio. El piso político nos lo da la gente pobre: ellos son los que votan por nosotros, por eso el discurso de la defensa de los pobres. Así que LOS POBRES TENDRÁN QUE SEGUIR SIENDO POBRES, LOS NECESITAMOS ASÍ, hasta que logremos hacer la transformación cultural. Luego podremos hablar de economía de generación y de distribución de riqueza. Entre tanto hay que mantenerlos podres y con esperanza” - Palabras de Jorge Giordani que le dijo al General Guaicaipuro Lameda y que hasta la fecha no ha negado. 

No son pocas las conclusiones que podemos hacer luego de ver la situación socialista del país y leer la frase anteriormente citada, pero es necesario hacer énfasis en el contenido de los socialistas más moderados cuando -al igual pero con términos más refinados- nos hablan de la desigualdad; lo que nos nos lleva a preguntarnos:

¿Hasta dónde es capaz de llegar la izquierda para lograr sus fines colectivistas?

La respuesta es fácil. Al ser el colectivismo una visión tribal que condena al ser humano a ser un animal que fácilmente puede ser sacrificado por el “beneficio general”, a los colectivistas no le importara ni empobrecer a una nación -como efectivamente pasa con el caso venezolano- ni les importa un baño de sangre como también paso en febrero del año pasado donde se disparó a protestantes y tuvo consecuencias mortales como Robert Redman, entre otros, con tal de conseguir su fin único que es mantenerse en el poder a toda costa.

Es lamentable que no solo las palabras de ese nefasto señor se cumplieran, los pobres siguen siendo pobres y el país entero está sumido en la más vergonzosa de las miserias materiales y morales. Nuestra economía está por el suelo, el aparato productivo de la nación es casi inexistente y los pocos empresarios que quedan son tildados de ladrones, cuando quienes los que poseen cuentas millonarias en Europa son altos funcionarios del gobierno.

La solución no parece estar cerca, la demagogia es el orden del día y cada vez queda menos para mantener el populismo bolivariano y la defensa que tiene el régimen es acaparar los medios de comunicación con propagandas contra el presidente de EEUU y pidiendo con un descaro total a todos los venezolanos que se “sacrifiquen como Chávez se sacrificó”, como si realmente ese señor se fuera sacrificado por alguien que no fuera él mismo para estar en el poder. Peor aún: si de verdad los que están por ahora en el poder se sacrificaran, no exhibirían burlonamente los lujos con los que viven, que no fueron habidos con el esfuerzo creador de sus capacidades individuales sino a través del saqueo.

Sin embargo no solo debemos protegernos de los colectivistas en el gobierno, sino de los que están afuera también, quienes -a través de un discurso un poco diferente al socialista que actualmente detenta el poder- tergiversan conceptos como el de “desigualdad social”. Según muchos de ellos, esta “desigualdad” comienza desde que una mujer está embarazada y al tener menos capacidades económicas está en desventaja con las que tienen más recursos económicos. Esto solo demuestra que su lucha no es contra la pobreza, la cual debe ser combatida para que las personas con sus dos brazos y el sudor de su frente pueda salir adelante, sino que hablan de reducir la desigualdad cuando este gobierno es experto en eso, ya que nos ha vuelto iguales a todos: igualmente miserables e igualmente expuestos a que el hampa nos robe y nos mate.

Para concluir es necesario colocar un fragmento de la novela escrita por la filósofa Ayn Rand llamada “Himno“, donde destaca lo peligroso de elementos colectivistas que hoy usan los socialistas del gobierno y algunos que dicen oponerse, por eso el trabajo de los que luchamos por la libertad es día y noche.

“La palabra “nosotros” no debe ser pronunciada, salvo por la elección de cada uno y después de pensarlo dos veces. Esta palabra nunca debe ser puesta primero en el alma de los hombres, porque se convierte en un monstruo, en la raíz de todos los males en la tierra, la raíz de la tortura de los hombres por los hombres y es una mentira impronunciable. La palabra “nosotros” fue como cal que se coló entre los hombres, que los endureció como la piedra, y destruyó todo dentro de ellos, y todo lo que era blanco y lo que era negro se ha perdido por igual en una forma gris. Esta es la palabra con la que lo depravado roba la virtud a lo bueno, por la que lo débil le roba la voluntad a la fuerza, por la que los tontos le roban la sabiduría a los sabios”. Ayn Rand

 

Por: Anderson Riverol  |  Foto: albaciudad.com


Anderson
Miembro del Comité Académico de @CEDICE / Responsable Nacional de Formación @VenteJoven / #Lidera5 / Egresado USB / Secretario de la @aeusb y Miembro del Comite de Comunicaciones de @IFLRY


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF