A Nisman Le Inducen El Suicidio Y A Los Argentinos El Socialismo

Escrito por María el . Posteado en Política, Radical

“Sólo hay que temerle a Dios y un poquito a mí” fueron las premonitorias palabras de la presidenta argentina quien hizo del terror político y la persecución de los opositores una práctica diaria de gobierno.

Los K ostentan el triste récord de haber restringido las libertades individuales, recurrir al apriete y a la extorsión hasta llegar a la muerte como forma de gobernar e intimidar a través de mensajes elocuentes y ejemplificadores. Esta semana se inició con una mezcla de emociones producto de los hechos a los que hemos asistido en el país. Los argentinos amanecimos conmovidos y estupefactos por una de las noticias más aterradoras que se han publicado últimamente: la muerte, en extrañas circunstancias, del Fiscal Nisman que investigaba al gobierno en casos de corrupción y connivencia con el terrorismo.

El gobierno habla de suicidio pero en las manos del Fiscal, de acuerdo a las últimas pericias,  no aparecen rastros de pólvora. El gobierno, fiel a su costumbre y con su repugnante actitud de evadir y tergiversar la realidad, sólo se limitó a sembrar dudas en torno a este macabro hecho banalizando una tragedia con el toque irónico con que los K suelen abordar las calamidades.

Lo hicieron con los muertos de Cromagnón, las víctimas de la tragedia ferroviaria de Once, los muertos por la última inundación en La Plata; los bomberos fallecidos en un extraño incendio en el depósito de documentos de Iron Mountain, y así sucesivamente. Los ciudadanos volvimos a ser abofeteados por una realidad creada y promovida desde la mente perversa del kirchnerismo cuyo gobierno tiene el triste y perverso récord de estar integrado por representantes que formaron parte del terrorismo urbano y rural de los años 70 y que ahora practica el terrorismo de Estado.

Los argentinos vivimos en un estado permanente de falta de Justicia. La única lección que hemos aprendido desde el advenimiento de la democracia en el año 1983 es tener la certeza que, gobierno que asume, gobierno que va a violar las leyes convirtiéndose en un poder superior a los dictados de la Constitución Nacional. Al margen del costo político que este desgraciado suceso le va a acarrear al gobierno kirchnerista –el cual me tiene absolutamente sin cuidado- lo peor va a ser el impacto en términos de la sociedad, el Poder Judicial, los Medios de Comunicación, etc.

¿Quién en su sano juicio, osaría seguir con este caso o denunciar los atropellos que a diario comete este gobierno cuando sabe fehacientemente, que al final de la jornada, le espera el apriete o la “inducción al suicidio”? ¡El país duele mientras los políticos nos desangran!

Esos mismos dirigentes que no han sabido entender el punto de inflexión que supuso el kirchnerismo para la salud institucional de la República consintiendo por acción u omisión cada atropello, cada crimen. Todos quisieron sacar rédito político para erigirse como una alternativa electoral y actuaron tibiamente a la hora de condenar este régimen perverso y corrupto.

Se acercan las elecciones y las alternativas políticas no proponen nada diferente de lo que hemos padecido hasta el momento. ¡Ha triunfado el caudillo sobre el estadista! La dicotomía de Sarmiento de “Civilización o Barbarie” ha dado su veredicto.

La muerte del Fiscal Nisman es de una gravedad inusitada y ya sea por temor o por inmadurez ciudadana las reacciones fueron claramente tibias. La única alternativa pasa por respetar la Institucionalidad y hacer hablar a la Justicia. Todo lo demás es palabrerío electoral.

 

Por: María del Valle  |  Foto: 24newshd.com


María
Periodista. Filosóficamente liberal. Políticamente de derecha. Naturalmente rebelde. El mejor estímulo para vivir es la libertad. Argentina


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF