Cómplice Ingenuidad: Placer De Unos Sobre Las Desgracias De Otros

Escrito por Jorge el . Posteado en Actualidad

Recuerdo cuando mi abuelo me dijo una vez que el 50 por ciento vive del otro 50; eran tiempos mejores. Hoy en día, yo diría que el 10 por ciento vive del 90 por ciento.

A nadie le gustaría conocer la pobreza. Tampoco a nadie le gustaría conocer otra cosa que no sea la libertad, o al menos la democracia. Hay personas que nacieron en libertad y en riqueza, solo que muchas de ellas padecen de un síndrome que se llama ingenuidad; no la ingenuidad de un niño, ni la del amor, sino una ingenuidad que suele tener un filo asesino.

La peor de las ingenuidades se materializa en la foto que hizo circular Paris Hilton junto a uno de los hijos de Fidel Castro en la feria cubana del tabaco. Estamos hablando, de una familia que sufrió directamente el despojo de  uno de sus hoteles en manos de los revolucionarios, conocido entonces como Hotel Habana Hilton fundado por su bisabuelo Conrad Hilton, y que entonces fuera el hotel más alto de Latinoamérica.

Y uno entiende la ingenuidad de una niña rica que realmente no se tiene que preguntar mucho ya que lo tiene todo a su alcance, y es aquí donde uno entiende como la maquinaria propagandística del régimen funciona, y a que debilidad del Ser ataca.

Si la vamos a cuestionar, habría que preguntárselo también a Ernest Hemingway, a Gabriel García Márquez—son tantos ingenuos; en fin, pocas celebridades—y reconocidos pensadores— de los últimos 50 años faltan por pasar por Cuba a tomarse un mojito cubano, o ha fumarse un Habano; o a tener el sexo más barato del mundo con una jinetera—termino que en cuba se usa para llamar a una prostituta.

Ahora, que el gobierno de Barack Obama ha aceptado que ser ingenuo no es un asunto político, y que es cuestión de democracia, no serán más de los que ya han pasado que se den un saltico a esa isla, que mas bien ha parecido como una cueva imposible de encontrar en el Caribe, sobre todo para mucho americanos—que no entienden  por qué su mismo país no los ha dejado viajar por tanto tiempo a Cuba—; solo que la verdad es: el placer que les puede brindar la isla hoy en día, es la desgracia de millones.

 

Por: Jorge Santa Cruz  |  Foto: voces.huffingtonpost.com


Jorge
Jorge Santa Cruz es habanero. Graduado de periodismo en la Florida International University, escribe novelas de ficción (no lineales) tanto en español como en inglés. Su website es www.jscruz.me. Estados Unidos.


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF