Deberíamos Cobrar Más Impuestos A Los Pobres, ¿Por Qué?

Escrito por Héctor el . Posteado en Opinión

Los impuestos son una medida discorde a la naturaleza de los seres vivos, porque pretenden establecer una supuesta igualdad de la sociedad haciéndole pagar mayor cantidad a quienes más intercambios comerciales efectúan. En otras palabras, son un monopolio de los intercambios comerciales, que de alguna forma pueden ser vistos como una mafia Estatal cuyo objetivo es que ningún ciudadano tenga más dinero que el gobierno, o que ningún grupo de ciudadanos tenga más dinero que Estado. Es así como el Estado se consolida como la cabeza central de la sociedad y la que tiene el control de todo el pueblo.

Aunque los defensores de los impuestos se justifiquen en obras publicas y demás acciones del Estado, estos son usados usualmente para comprar votos a costa de las pantallas de “ayudas sociales”, que posteriormente se convierten en populismo dictatorial donde el mejor postor ganará las elecciones a punta de sobornos, otorgando monopolios a los mercantilistas y dándoles pan y circo a los pobres. Estas medidas se originan de un pensamiento cotidiano, el pensamiento de que “la igualdad es bienestar” y que “la igualdad es un buen propósito”.

Debo desestimar a la igualdad para no sentirme cómplice de tan fatal pensamiento, ya que un mundo de iguales quiere decir que debemos aceptar la horrible idea de que nadie tiene talentos ni habilidades únicas de su persona y que los hacen sobresalir de los demás; es decir, que todos somos unos zombis, que no pensamos por nosotros mismos y que es la mayoría quien regula -y debe regular- nuestros pensamientos.

Quiero proponer algo radical: que se cobren mas impuestos a los pobres. ¿Para qué? Para que ya no quieran serlo y se vean obligados a tener que trabajar y comerciar con los más pudientes, en lugar de seguir siendo la excusa y la carga de los impuestos que pagan quienes trabajan más mientras ellos disfrutan los beneficios. Acostumbrarlos a recibir sin dar, solo los condena y les niega la oportunidad de que tener una mejor calidad de vida. Que vivan su propia vida haciendo lo que mejor saben hacer, y seguramente el día de mañana serán sus propios jefes y podrán construir empresas que le permitan vivir su vida con felicidad y liquidez; en vez de un miserable sueldo o beca que nunca les alcanzará, que les hará imposible ganarse las cosas por sí mismo y trabajar en algo de lo que sean sus propios inversionistas.

Los impuestos no empujan a las sociedades hacia adelante, al contrario, las hunden en la miseria.

 

Por: Héctor Giron  |  Foto: panorama.com.ve


Héctor
Héctor Girón Cicoira, es un joven amante de ´Cuestionarse Todo´ idealista, ansioso e inquieto, que persigue el estado de entelequia como un perro que persigue una pelota que arroja su amo, con la diferencia que su amo es su propio intelecto. Venezuela


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF