El Odio Y El Desprecio A La Vida Como Razón De Ser Del Terrorismo

Escrito por María el . Posteado en Noticias

Francia acaba de ser el escenario de una multitudinaria marcha de repudio al terrorismo.

Ningún presidente hispanoamericano -muchos de los cuales han sido connotados terroristas en la década del 70-  se hizo presente en la capital francesa. Tampoco mandó representantes la República Argentina. Sorprende pensar que, vistos los lazos que el país ha mantenido históricamente con Francia, haya eludido asistir  a tan multitudinaria cumbre anti terrorista.

Sin embargo, la respuesta habría que buscarla en las “cartas de presentación” de que disponen la mayoría de los integrantes del gobierno argentino, connotados terroristas de los años 70, así como las preferencias que ha demostrado el kirchnerismo en materia de política internacional.

No es llamativo entonces que durante esta década perversa hayan sido una constante los estrechos vínculos K con los países que han promovido históricamente el terrorismo como los casos de Cuba y, su hijo dilecto, la dictadura de Venezuela e Irán.

Todo eso explica que la ausencia argentina en Paris, tiene un fundamento ideológico que se remonta a más de 4 décadas atrás. Y, en la actualidad, haber impuesto el paradigma de que los victimarios del 70 hoy sean llamados víctimas.

El objetivo del terrorismo es sembrar el terror excusándose en razones ideológicas, religiosas o económicas. El terrorismo combate la paz y la vida en sociedad generando el caos, la subversión de los valores de una nación, la corrupción y la muerte. Por eso, cualquier victima es funcional a sus propósitos e intereses.

Durante los ‘60 y ‘70 los lazos, acciones y contactos de los terroristas argentinos (devenidos en “honorables” embajadores, senadores y diputados de la Nación) con la Isla-cárcel de Cuba han sido profusos. En este contexto, el Fiscal especial para el caso del atentado a la AMIA, Alberto Nisman, acaba de denunciar a la presidente Cristina Kirchner de idear, junto a otros representantes del gobierno, un “sofisticado plan delictivo” destinado a favorecer a Irán.

Esos grupos subversivos argentinos, hoy en las más altas esferas del gobierno nacional y cuya metodología fue el uso de la violencia, los secuestros, los asesinatos, pretendieron importar los métodos de la guerra de guerrillas cubana para imponer el marxismo-leninismo en el país. Su objetivo más anhelado fue hacer de la provincia de Tucumán un Estado independiente del resto del país.

Para procurar alzarse con el poder los terroristas de entonces contaron con el apoyo de intelectuales, periodistas y políticos que, actuando como  agentes encubiertos del Servicio de Inteligencia Cubano o sólo como fervorosos revolucionarios o “idiotas útiles”, promovieron la introducción del castrismo en Europa y América con la misión específica de ir instrumentando una plataforma de apoyo y solidaridad con esos grupos.

Además de las actividades propias de la guerra de guerrilla, esos grupos fundaron la agencia Prensa Latina como tribuna ideológica y de sostén a sus prácticas. Muchos de ellos, por su ocupaciones como agentes de inteligencia o sus funciones periodísticas pasaron a ser “personalidades destacadas” en la “Casa de las Américas”, usina de propaganda castrista.

Ellos hoy gobiernan la Argentina. Y si bien la intolerancia política, el odio y el resentimiento son los grandes promotores del terror más aún lo es el miedo a la Libertad.

Por eso y como vengo sosteniendo desde esta columna, en la lucha por la Libertad nunca está librada la última batalla.
La lucha por la Libertad no admite un término medio como tampoco ninguna concesión a los fundamentalismos o terrorismos.

¡La muerte y el terror no son argumentos para imponer ideas!

 

Por: María del Valle  |  Foto: Ben Ledbetter, Architect


María
Periodista. Filosóficamente liberal. Políticamente de derecha. Naturalmente rebelde. El mejor estímulo para vivir es la libertad. Argentina


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF