¿El Periodismo Defiende La Dignidad Individual O Solo Es Oportunista?

Escrito por María el . Posteado en Reflexiones

El periodismo se rasga las vestiduras con las conmovedoras imágenes sobre los inmigrantes sirios como si fuera una imagen exclusiva de este momento histórico. Pero no se trata de llorar y apelar histéricamente a la solidaridad frente a los micrófonos o una cámara de TV ante una escena conmovedora. En todo caso es de esperar que el periodismo anticipe el análisis y promueva la reflexión y la condena sobre ciertos países para evitar las tragedias y las desgracias que padecen los ciudadanos a lo largo del mundo.

Porque, de no ser así,  el llanto vendría a ser el reflejo de la hipocresía de los comunicadores que mantuvieron silencio cómplice cuando se cometían abusos o se guillotinaba la libertad individual. El compromiso con la dignidad humana va más allá de la dolorosa imagen del niño sirio.

Si el periodismo hubiera condenado con el mismo énfasis las prácticas oprobiosas y humillantes puestas en práctica por los regímenes comunistas, el fundamentalismo religioso, el terrorismo y los atentados a la Libertad en el extenso sentido del término, quizás, quienes empeñamos nuestras vidas en el reconocimiento y respeto a las libertades individuales, habríamos logrado mejores resultados. Es paradójico que en el continente en el que reside la peor y más sanguinaria tiranía comunista que ha asesinado a miles de ciudadanos, condenado al exilio a más de un millón de personas, recluido a los opositores al régimen a las más humillantes condiciones carcelarias, aún no reciba la firme y masiva condena de los periodistas y la sociedad en general.

Esos escenarios de tragedias humanas son el resultado del despotismo, el fundamentalismo religioso y las dictaduras políticas que gobiernan en nombre del terror, la intolerancia, la restricción a las libertades individuales, el hambre y la miseria condenado a los ciudadanos al exilio, la muerte, la tortura, la humillación. Las tragedias humanas existieron siempre y han estado más cerca de lo que los periodistas han querido verlas. El continente Hispanoamericano y los antiguos países comunistas así lo demuestran.

Pero a Cuba se la ve como el paraíso de la democracia y la felicidad a pesar de los miles de balseros que se tiran al mar en busca de libertad sorteando la Seguridad cubana, los tiburones blancos, la deshidratación o el naufragio de las improvisadas balsas. Venezuela es otro caso testigo del abuso tiránico sobre una población llevada al extremo de la miseria y la indignidad y Argentina va encaminada a tal fin. En ambos países existen presos políticos, censura, represión, persecución a la oposición,  control de la economía garantía de hambre,  miseria, desabastecimiento, inflación, control de divisas, empobrecimiento, asesinatos.

Mientras que la ética periodística esté supeditada a intereses económicos desprovistos de una deontología donde se prioricen los Valores que promuevan la Libertad y la Dignidad de los ciudadanos, seguiremos asistiendo a las crudas imágenes de inmigrantes y exilados que son consecuencia y no  causa de las tragedias humanas.

La dignidad del Hombre está por encima de cualquier sistema político o económico; y la dignidad va unida a la libertad, única herramienta que permite al individuo alcanzar sus propósitos de vida. El mesianismo y el fundamentalismo son un atentado a la individualidad en tanto pretenden erigirse en tutores y garantes de la vida y, como tal, someter a los hombres a sus ambiciones colectivistas. Libertad es dignidad y esa es la única causa por la que deberían empeñarse los periodistas para no aparecer luego ante las cámaras, llorando sobre lo que pudieron haber evitado.

 

Por: María del Valle  |  Foto: latribuna-hn


María
Periodista. Filosóficamente liberal. Políticamente de derecha. Naturalmente rebelde. El mejor estímulo para vivir es la libertad. Argentina


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF