¿Es Venezuela Un País Socialista O Es Solo Un Mito?

Escrito por Dakar el . Posteado en Política

En innumerables ocasiones he leído o escuchado la afirmación por distintos medios de que “Venezuela no es socialista” o que “Venezuela no es comunista”. Para poder determinar si Venezuela es un país socialista/comunista, debemos primero definir el término.

Cuando le pregunto a las personas que afirman que en Venezuela no hay socialismo, ¿qué es el socialismo? Las respuestas se pueden resumir en las siguientes:

  • “Que todos seamos iguales”. Aquí “iguales” quiere decir, iguales ante la Ley o con igualdad material de oportunidades.
  • “Que haya igualdad para todos”. De nuevo aquí “igualdad” se refiere a oportunidades.
  • “Servicios públicos que funcionen”

Sin embargo, cuando vamos al Manifiesto comunista nos encontramos con que “Así entendido, pueden los comunistas resumir su pensamiento en esa frase: abolición de la propiedad privada”

Según Wikipedia: “El socialismo es el control por parte de la sociedad, organizada con todos sus integrantes, tanto de los medios de producción y comunicación como de las diferentes fuerzas de trabajo aplicadas en las mismas”. Esta definición es bastante similar a la de Ludwing von Mises en el prefacio a la segunda edición en alemán de su libro “Socialismo”: “El socialismo significa el paso de los medios de producción desde la propiedad privada a la propiedad de la sociedad organizada, el Estado”.

Así pues, el socialismo no tiene nada que ver con “igualdad” sino con quién ostenta la propiedad de los medios de producción, ¿si los individuos o el Estado?

¿Y el comunismo?: Mises aclara que “El término «comunismo» no significa otra cosa que «socialismo». … Unos y otros persiguen la socialización de los medios de producción.”

Efectivamente, en la actualidad y en el ámbito político, el comunismo y el socialismo tienen nulas diferencias. Lo fundamental en ambos es que El Estado sea Socialista, es decir, que sea propietario de todos los medios de producción y, por tanto, el director de la producción y economía en general.

Partiendo de esta premisa, se define como socialista a toda doctrina o movimiento que aboga por la implantación de un Estado socialista. Como tantos términos en ciencia política, el socialismo tiene distintas formas de implantación; es decir, buscar la implantación de un Estado socialista se puede hacer de diferentes maneras. Existen las variantes pre y post-marxistas de socialismo (obreristas o nacionalistas) que se enfocan en el intervencionismo económico, los cooperativistas, los sindicalistas, los fascistas, y los socialdemócratas que buscan la redistribución de la renta mediante impuestos, entre otros. Pero en general todos están marcados por la implantación en diferentes formas de los diez puntos expresados en el Manifiesto Comunista:

“El proletariado se valdrá del poder, para ir despojando paulatinamente a la burguesía de todo el capital, de todos los instrumentos de la producción, centralizándolos en manos del Estado, …Claro está que al principio, esto sólo podrá llevarse a cabo mediante una acción despótica sobre la propiedad y el régimen burgués de producción, por medio de medidas, …Naturalmente, estas medidas no podrán ser las mismas en todos los países. Sin embargo, para los países más avanzados, se podrán emplear de forma casi generalizada las siguientes medidas:

  1. Expropiación de la propiedad inmueble y aplicación de la renta del suelo a los gastos públicos.
  2. Fuerte impuesto progresivo.
  3. Abolición del derecho de herencia.
  4. Confiscación de la fortuna de todos los emigrados y rebeldes.
  5. Centralización del crédito en el Estado, por medio de bancos nacionales, con capital del Estado y régimen de monopolio. (es decir, crear un banco central)
  6. Nacionalización de los transportes.
  7. Aumento de las fábricas nacionales y de los medios de producción, roturación y mejora de terrenos con arreglo a un plan colectivo.
  8. Proclamación del deber general de trabajar. Creación de ejércitos industriales, principalmente en el campo.
  9. Organización de las explotaciones agrícolas e industriales. Tendencia a ir borrando gradualmente las diferencias entre el campo y la ciudad.
  10. Educación pública y gratuita para todos los niños. “

De alguna u otra forma estas medidas se han tomado en Venezuela (no sólo desde 1998, sino desde mucho antes). Considere que la nacionalización de los hidrocarburos se realizo en 1974, así como el acero y el hierro. Además existen empresas estatales que monopolizan sectores completos de la economía, como electricidad, agua, telecomunicaciones, hidrocarburos, minería; y por su puesto tenemos control de cambio y control de precios.

Sin embargo, alguien podrá decir que el Manifiesto Comunista está descontextualizado y sí, es cierto. Prácticamente todos los países tienen educación pública y no por eso se dirá que Australia, por ejemplo es un país socialista. En Europa los medios de transporte masivo son en gran medida estatales y no se dirá que toda Europa es socialista, además que todos los países (con pocas excepciones ) tienen un Banco Central, nadie dirá que Suiza es un país socialista porque tiene Banco Central.

Así pues, mejor vayamos a la realidad actual. Si el socialismo es la propiedad estatal de los medios de producción, estamos hablando de cómo el Estado interviene en la economía; así tenemos en la práctica tres niveles. Tomemos por ejemplo una panadería para ver como se aplican dichos niveles:

  • Nivel comunista: Como en Cuba, yo obtengo un permiso del Estado para ser “panadero” y así operar una panadería que es propiedad del Estado y el Estado me asigna una remuneración. Así mismo el Estado fija cuotas de producción y precio de venta.
  • Nivel fascista: La llamo fascista porque era la que se practicaba en la Alemania nazi. Usted es el dueño de la panadería, pero el Estado le dice cual porcentaje de la producción debe usted darle a él.
  • Nivel socialdemócrata: La panadería es suya, pero el Estado le cobrará impuestos de acuerdo a su ganancia, mientras más gana, más pagará.

Por otra parte y es común a los tres niveles, mientras más burocracia deba pasar para establecer mi panadería, ese Estado es más socialista.

Al final de todo, lo que hablamos es de libertad económica (sin descartar que el Estado puede intervenir en otros ámbitos de la vida del ciudadano). No existe un país 100% socialista ni tampoco un país 100% capitalista, todos son una mezcla de libertad y coacción estatal. Entonces, ¿cómo determinar si un país es socialista o capitalista?

Uno de los mejores indicadores de libertad económica es el Índice de la fundación Heritage. El mismo índice califica de países “libres” a cinco: Hong Kong, Singapur, Suiza, Australia y Nueva Zelanda, así que estos son los países capitalistas de referencia. Si vamos al otro extremo, los cinco países menos libres son: Corea del Norte, Cuba, Zimbabwe y Eritrea, estos son los países socialistas de referencia.

Un lector perspicaz habrá notado que en la lista final, mencioné sólo cuatro países, el faltante en la lista, responde a la pregunta del título de este articulo.

 

Por: Dakar Parada  |  Foto: entornointeligente.com

Dakar
Master en Economía de la Escuela Austriaca por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Ingeniero de Sistemas por la Universidad Nacional de la Fuerza Armada en Caracas y Master en Ingeniería de Software por la Universidad Politécnica de Madrid. Socio fundador de la empresa Datanalítica Europa. Reside en Dublin

Recibe Lo Nuevo En Tu Email

Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF