Jóvenes ¿Somos La Esperanza De Un Nuevo Sistema?

Escrito por Jose M el . Posteado en Opinión

No importa en qué parte del mundo te encuentres, porque esto es una realidad: todos decimos que la política es sucia, pero: ¿la queremos limpiar?

Millones y millones de dinero se pierden por medio de la corrupción, pues el político cuando tiene poder lo utiliza hasta para la extorsión. Es lamentable ver cómo es engañada la gente que, queriendo condiciones mejores, parecen no notar cuando otro les miente, y aunque suene a consuelo es entendible porque el sistema en el que vivimos está diseñado para que el individuo no piense. Pero con la política pasa lo mismo que con la educación, se siguen usando los mismos métodos de hace siglos y por eso la sucia política se ha vuelto ya tradición. Basta con escuchar los discursos y ver cómo se comportan, los políticos prometen y prometen pero el ciudadano es el que menos come de la torta, aportando altos porcentajes a un sistema que cada día lo empobrece y no le permite surgir ni desarrollarse individualmente como merece.

Pero esas son de las cosas que en esta vida por suerte tienen solución, pues un político es simplemente una persona que ha sido elegida y podemos revocarle esa concesión. Para ello es necesario que las personas, aunque dispongan de poco tiempo, se preocupen por leer y entender el sistema, cuestionar todo lo que los políticos dicen y concentrarnos en qué parte de nuestra vida lo que ellos hacen y dicen nos afecta. La política es parte de la vida y, aunque tratemos de ignorarla, no nos vamos a escapar, porque vivimos bajo sistemas constituidos por gobiernos, lo que hace de ella algo fundamental. Si aceptamos que actualmente la política es sucia y que afecta en buena parte nuestras vidas, como responsables de nuestra libertad debemos participar para que eso no continúe y hacer que los políticos corruptos de una vez por todas se extingan.

Actualmente, el mundo está dominado por discursos sobre el bienestar social, el cual curiosamente se logra castigando a los que producen más, pregonando términos comolibertad y democracia pero, ¡sorpresa!, no son igual. Cualquier sistema que hable de seguridad social, educación, salud “gratuita” e intervención del Estado en la economía está haciendo referencia al modelo que por siglos ha gobernado ese sistema socialista que para perpetuarse en el poder simplemente ha mutado, empobreciendo con el pasar del tiempo a todos los países que lo han practicado. Algunas personas hablan de “socialismo bueno” y otros de “socialismo malo”, pero nada positivo podemos sacar de un sistema en el cual el individuo tiene permitido solo aquello que se le antoje al Estado.

Es por ello que es indispensable mandar a la basura todo aquello que invoque la intervención del Estado y, si un político defiende esa idea, pues debe ser desechado. Los países más desarrollados en la actualidad se han beneficiado de algo que muchos temen mencionar y que se llama libre mercado; en ellos tienes la oportunidad de surgir y crear riqueza; pero, ¿qué porcentaje te quita el Estado?

Si estamos de acuerdo en que las sociedades más avanzadas lo son gracias a los beneficios que otorga la libertad y el derecho de propiedad y que el capitalismo ha sido el único sistema que los ha defendido desde los inicios de nuestra vida en sociedad, ¿por qué temerle tanto a intentarlo puro y no controlado como lo promueve su principio que grita al gobierno “dejadnos en paz”?

Para que la política deje de ser esa porquería que conocemos actualmente, la única oportunidad que tenemos es ser individuos conscientes.

 

Por: José Miguel  |  Foto: weheartit.com

Redactador por primera vez para: www.codigonuevo.com


Jose M
Fundador de iF Revista Digital. Escribo para no morir en el tiempo; opino para defender lo que sé y cuestiono para descubrir lo que no. Capitalista | Libertario | Egoísta | Amante de la libertad individual


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF