¿La Propiedad De La Mente? Esa Vale Mas

Escrito por Jose M el . Posteado en Capitalismo

En este mundo de productos para el consumo o que simplemente satisfacen necesidades, productos que nos hacen la vida más llevadera y muchas veces más fácil, que no son solo simples inventos sino soluciones comprobables a problemas reales, las personas reducen el valor de su existencia solamente a cosas materiales.

No critico para nada al materialista porque sé que para serlo conscientemente existen razones correctamente morales, pues valorar el trabajo y la creatividad de los genios que inventan aquello que deseamos poseer más que ser un acto superfluo es el reconocimiento de sus habilidades individuales. Mas, sin embargo, hoy quiero referirme a otra clase de producto que usualmente es el origen y la base de los que conocemos como materiales; se trata de la propiedad de la mente, esa que nadie podrá arrebatarte.

La persona promedio solo desea propiedades materiales; un carro, una casa, una televisión de última generación, tabletas y celulares. No importa si en realidad los necesita, no importa si es para satisfacer sus necesidades, pues al final de la historia cada quien puede hacer con su dinero lo que le venga en gana siempre y cuando no nos estafe. Lo cierto en todo este cuento es que son esos productos, los tangibles y potencialmente presumibles, los que se hacen cada vez más deseables porque podemos exhibirlos frente a todos y demostrar sus bondades; son productos que todo el mundo entiende y que pueden resultar envidiables. La gran mayoría de las personas harían lo que fuese por conseguirlos incluso teniendo comportamientos inmorales, porque ellos representan el “éxito” frente sus grupos sociales.

El hombre utiliza su pensamiento para convertir los recursos en bienes palpables pero la mente no es solo nuestro mejor activo sino también nuestro único ente inviolable. Cualquier cosa tangible es fácilmente expropiable; podrán quitarte a la fuerza aquello que has comprado con el sudor de tu frente, ¿pero la mente? Esa no es negociable. El producto de un escritor son sus libros o el de un artista sus obras de arte y, aunque un ladrón las destruya, su creatividad, inteligencia y libertad de pensamiento pueden permanecer por siempre intocables.

Porque una idea que proviene de mi ingenio e intelecto es algo que realmente puedo perpetuar como mío, es el producto de aquello que pienso y es el resultado de mi raciocinio. La propiedad de la mente la conocemos como propiedad intelectual y solo le pertenece a aquellos que somos capaces de pensar, cuestionar y opinar.

Nada de malo tiene valorar lo material, pero, ¿la propiedad de la mente? Esa vale más.

 

Por: José Miguel  |  Foto: weheartit.com

Redactador por primera vez para: www.codigonuevo.com


Jose M
Fundador de iF Revista Digital. Escribo para no morir en el tiempo; opino para defender lo que sé y cuestiono para descubrir lo que no. Capitalista | Libertario | Egoísta | Amante de la libertad individual


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF