La Recuperación De Venezuela No Es Tan Difícil Como La Pintan

Escrito por Marcos el . Posteado en Libertad

Muchos dicen -afirman incluso- que el país está destruido, que no hay futuro, que no hay recuperación posible y quizás en las condiciones actuales tengan razón. Pero siendo visionarios, imaginemos un país sin este régimen y más bien gobernado por gente medianamente capaz, lejos de teorías Marxistas, socialistas y cualquier mediocridad, gobernado por personas decentes y con ganas de trabajar.

Estamos claros que mientras esta dictadura continúe, lo planteado aquí no será posible, pero quizás los que lean esto comprenderán que no es tan osado decir que la recuperación posterior a esta crisis es posible. Se deberán atacar numerosos factores que generan este problema, entre ellos -el principal a mi parecer- es el control cambiario y las nefastas consecuencias generadas en la economía y en la mente del venezolano, quien quiere comprar dólares baratos para venderlos caros, contribuyendo así en mayor o menor grado a la degradación actual.

Así entramos en materia. El control cambiario debe eliminarse y a su vez ir erradicando las limitaciones para que los productores, empresarios, comerciantes y sobre todo el sector salud puedan ir adquiriendo divisas que estimulen la producción. Esto genera oferta y al generarse la oferta comienza el intercambio de bienes y servicios,

¿Cómo adquirir divisas para apoyar la iniciativa privada? Es quizás la parte más difícil de aceptar. Necesitamos inversión extranjera que traiga divisas frescas, lo cual se traduce en más ofertas de trabajo y obligaría a la empresa privada nacional a mejorar sus procesos, oferta de productos y su competitividad. Esta es la única manera de hacer que ingresen divisas al país sin tener endeudarnos con chinos o bielorrusos.

Debemos sincerar las deudas adquiridas; determinar qué se debe y pagar por qué, limitar el gasto público, el Estado no debe ser el propietario de areperas, cines, hoteles, vender carros, supermercados. Eliminar subsidios a otras naciones, eliminar regalías absurdas, revalorizar la mano de obra nacional y sobretodo los servicios técnico/profesionales, con esto se frena la migración de personal esencial para la reconstrucción del país y crecimiento de las empresas.

Ya va, ¿culminamos aquí? Sí, porque esto no es un plan de gobierno sino un estilo de vida que debe irse arraigando en nuestras mentes; debemos enseñarlo, explicarlo, darlo a conocer, eliminar las barreras y las mentiras que se han ido erigiendo sobre el libre mercado, la libertad económica, dejar de defender los subsidios y las dádivas, de lo contrario -aun cuando nos gobierne el mejor de los mejores- nunca podremos entender suficientemente qué significa libertad y riqueza honrada.

Estoy seguro de no ser el único que tiene más o menos claro cómo salir de esto, pero debemos tener en cuenta que los más difícil de todo y  a lo que nadie se ha abocado realmente, es precisamente a salir de esto.

 

Por: Marcos Zambrano  |  Foto: es.wikipedia.org


Marcos
Abogado, fotógrafo empírico, amante del deporte. Quiero vivir en un País verdaderamente libre. Muchas verdades son refutables.


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF