Las Alas Que Nos Elevan Al Éxito No Crecen De La Nada, Las Construimos

Escrito por Raul V el . Posteado en Blog

Mucho se dice del talento innato, el cual nace en muchos sobre diferentes áreas y labores; el pintar, el hacer música, etc. Algunos, de pequeños, desarrollan ciertas habilidades que a simple vista parecen haber nacido con ellos. Bien se ha sabido de pintores que inician su camino desde los pañales y de músicos que a los tres años ya se creían estrellas de rock, y cultivan un talento que los impulsa de adultos. Lo que no vemos con claridad muchas veces es el hecho que, aunque pueda que exista un talento innato, no es nada si no se cultiva y se hace crecer correctamente.

A final de cuentas somos individuos con mundos distintos en nuestras mentes, eso quiere decir que las vías de crecimiento varían de persona a persona. Por eso un punto importante para saber cómo hacer crecer tus habilidades es no prestarle atención a lo que la gente tenga que decir al respecto; tomando lo bueno y desechando lo malo. Pasa mucho en el arte; por ejemplo, cuando llegas y le dices a tus padres que quieres ser músico inmediatamente temen que mueras de hambre. Esto, sin darte cuenta, impulsa un sentimiento de derrota en tu cerebro desde temprana edad e impide que logres tus metas artísticas como deberías y quieres cumplirlas.

Los padres deben dejar a sus hijos volar por el camino correcto, pero muchas veces la impaciencia de estos logra derrumbar los muros de sus hijos, y terminan cohibidos de sus talentos.  Muchos problemas familiares en la adolescencia se detonan por medio de una actitud explosiva del joven y la impaciencia paternal.

Lo mismo ocurre con los amigos, que siempre estarán para brindar apoyo y decir la verdad pero no nos damos cuenta que, de la misma manera, ni ellos te entenderán a un cien por ciento ni tú a ellos. Solo puedes observar de lejos lo que viven y lo que dicen que sienten, y viceversa.

Tú eres el que construye tus alas para despegar hacia tu éxito. No tus amigos o tus padres, porque al fin y al cabo somos todos individuos en este vasto universo, un mundo en cada cabeza, millones de pensamientos en uno solo. Nadie te conoce mejor que tú mismo. Los muros que otros parecen poner en tu camino son en realidad parte de tu mente, que a veces te juega trucos y que te hace culpar a los otros de tus errores. Pero en realidad eres tú mismo el que los coloca frente a tu camino y el que puede destruirlos con un puñetazo de autoestima.

No hay que dejarse intimidar por los talentos innatos. Existen personas que han llegado lejos por sus habilidades “innatas”, pero hay una gran cantidad de esfuerzo detrás de tanto crecimiento. Si nadie explotara al máximo sus habilidades nadie tendría éxito nunca. Por eso hay que ser fiel a lo que queremos y a lo que no queremos, sin importar lo que cualquier persona pueda opinar de ello, pero siempre siendo realistas e inteligentes.

Tus alas no te las dará nadie y mucho menos crecerán solas para poder volar como las aves. Tú construyes tus maneras de volar. Caerás cientos o miles de veces, pero cuando te eleves te darás cuenta de lo sabio que has logrado ser y que tantas caídas valieron la pena. ¿Estás dispuesto a volar más alto que todos o a quedarte en el suelo y ver a los demás despegar?

 

Por: Raul Vejar  |  Blog Personal: Café y máquinas de escribir

Foto: Eleanna


Raul V
21 años. Estudiante de Comunicación Social, Universidad Católica Andrés Bello. Blogger. Venezolano. Amante del arte de escribir y la lectura. Poseo una imaginación inquieta. Soy de los que sueñan con un cambio y escribo porque la vida me lo pide, porque sé que debo ser leído. Venezuela


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF