Mentir Y Descalificar Es El Modo De Gobernar Del Colectivista

Escrito por María el . Posteado en Libertad

Históricamente el prejuicio y la mentira fueron las armas utilizadas por los populistas, demagogos, mediocres y dictadores como los métodos de control y sometimiento ciudadano más eficientes a las prácticas socialistas, colectivistas y esclavizantes de individuos. Estos procedimientos culturales de manipulación recurren a ilógicos subterfugios mientras reducen a los individuos depositarios de sus mensajes a la categoría de ciudadanos humillados y avasallados en su dignidad humana a quienes se les desconocen sus derechos y libertades individuales.

El prejuicio, instrumento de vulgares insensatos que reducen la realidad a una deformada y mínima expresión, ha impuesto absurdos culturales e infundados conceptos políticos sobre los individuos y sus ideas logrando dominar, reducir y someter el ímpetu de quienes se saben con la fortaleza suficiente para emprender caminos en busca de su propio desarrollo y felicidad en base a la reflexión conciente de la existencia.

El Liberalismo como filosofía de vida y el Capitalismo como sistema económico han sido los principales blancos de ataque de estos “místicos de la fuerza y del espíritu” deseosos de unificar comportamientos y  hacer de la sociedad una estructura a la medida de sus ambiciones esclavizantes y colectivistas. Con disposiciones tendientes a promover los derechos individuales como fundamento del desarrollo personal y el establecimiento del Estado de Derecho abogan por la igualdad ante la ley, sin ningún tipo de privilegios, y consideran los intereses del individuo sobre los de cualquier grupo dentro de la sociedad.

Sin embargo no hay doctrina económica ni filosófica que haya sido más calumniada ni desacreditada como el liberalismo y el capitalismo aun cuando los resultados de estas políticas hayan generado la mayor libertad ciudadana o progreso económico individual que se conoce en la historia de la humanidad.

Si bien el prejuicio y la mentira alcanzaron su apogeo histórico con el advenimiento del fascismo, el nazismo y del comunismo también suscriben ese modo de operar los fanáticos religiosos que prescriben la inmolación y la esclavitud espiritual y material como una forma de redención indicadora de un camino de “salvación” para salir de la pobreza, la miseria, el subdesarrollo.

Mientras los líderes tercermundistas  y colectivistas defienden el prejuicio y la mentira como política de gobierno para someter las aspiraciones individuales en la búsqueda del bien individual seguimos gobernados por mafiosos y corruptos que no dudan en sacrificar a las minorías a una mayoría engañada por la falsa propaganda. Por medio de la mentira tapan su propia incapacidad para resolver los conflictos económicos mientras pregonan que la escasez o el desabastecimiento son la consecuencia de políticas económicas liberales (jamás aplicadas) porque saben, desde su pequeña e insignificante óptica, que los ciudadanos están más preocupados en sobrevivir a las adversidades que en pensar en los responsables de las catástrofes económicas y sociales.

La Vida, la Libertad, la Propiedad, los Derechos Individuales, el Respeto a la Ley y la búsqueda de las condiciones apropiadas para lograr la propia felicidad es una predisposición natural de los individuos moralmente valerosos que no conciben otro gobernante de sus vidas que su propio juicio. Y mientras el resentimiento y el ansia de someter las orgullosas individuales sea el único objetivo de quienes recurren a la mentira y al prejuicio como práctica de gobierno, muchos ciudadanos terminaremos haciendo propia la frase de Benjamín Franklin que dice ”donde mora la Libertad ahí está mi Patria”.

 

Por: María del Valle  |  Foto: consciouslifenews.com

María
Periodista. Filosóficamente liberal. Políticamente de derecha. Naturalmente rebelde. El mejor estímulo para vivir es la libertad. Argentina

Recibe Lo Nuevo En Tu Email

Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF