Eliminar El Ministerio De Educación Es Clave Para Preservar La Libertad

Escrito por Héctor el . Posteado en Libertad

El poder ejecutivo de los Estados suele poseer un ministro de educación. Dicho ministro se encarga de hacer llegar la educación a los ciudadanos. Pero al pensar detenidamente en esto, me pregunto, ¿acaso la educación es un proceso ajeno al ejercicio de la razón o es simplemente una receta para adquirir conocimiento?

unos de mis desacuerdos con la educación formal que establece el ministerio de educación es, porque si los niños aprenden a caminar, hablar y comer al interactuar con el medio ambiente y otros seres humanos, ¿por qué no aprenden a leer, escribir y multiplicar de manera autodidacta? Basándonos en el ejercicio de la razón como el camino al aprendizaje. Otro factor por el que difiero de la educación formal es porque trata a las personas, sobre todo a los niños, como objetos al clasificarlos por edad e ignorando sus aptitudes y cualidades personales, que en tal caso es lo que nos hace ser nosotros mismo y por ende seres humanos.

Otro problema de ver la educación como un proceso escolarización formal es que, un pensum concentra solo los conocimientos necesarios para el desarrollo del individuo, supuestamente, y esto es totalmente errado. ¿Por qué? Si los pensum no se ponen a competitividad, nunca se desarrollarán y superarán a sí mismos para brindar cada día una mejor educación. Por si fuera poco, a quien es ministro de educación se le delega el trabajo de elegir los temas a enseñar a toda la futura generación. ¿Es que acaso él es un sabelotodo o debemos verlo como el director de una fábrica social, donde los individuos no somos más que un objeto a producir para ser mano de obra de cualquier tipo?

Lógicamente no hay que rechazar el camino autodidacta que nace de la razón pura del individuo para entender y desarrollar el medio que lo rodea, y tampoco hay que rechazar a los profesores; pero por supuesto que hay que rechazar una dictadura de temas a educar y la unificación de la educación sin competitividad temática para poder sacar a flote todos nuestros talentos. Siendo así, los padres pueden ocuparse de ser quienes eligen y permiten a un profesor, ser el tutor de su hijo, estableciendo ellos mismos el tipo de educación que desean que reciba para que de este modo, el niño en su etapa adulta pueda explotar plenamente sus talentos y habilidades. He aquí la importancia de la educación privada.

 

Por: Héctor Giron  |  Foto: La Ola


Héctor
Héctor Girón Cicoira, es un joven amante de ´Cuestionarse Todo´ idealista, ansioso e inquieto, que persigue el estado de entelequia como un perro que persigue una pelota que arroja su amo, con la diferencia que su amo es su propio intelecto. Venezuela


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF