Quien Controla Los Medios De Comunicación Lo Controla Todo

Escrito por Raul V el . Posteado en Reflexiones

Somos seres en constante comunicación. La comunicación hace al hombre. Brinda herramientas indispensables para la evolución constante. No seríamos todo lo que somos ahora mismo como civilización sin ella. Al mismo tiempo, dependemos de la grandes extensiones de la comunicación humana, que van creciendo constantemente mientras las sociedades lo hacen de igual forma: los medio de comunicación. El bloqueo de estos es una de las atrocidades más grandes que le pueda ocurrir a una población.

Los medios transmiten mensajes a receptores con diferentes intenciones. Desde llevar un mensaje con el objetivo de informar, hasta incluso persuadir al receptor o receptores para convencer de una idea – o grupos de ideas – capaces de sustituir otras. He aquí lo importante que es el control de los medios: la dependencia que ahora mismo el hombre tiene de ellos y la gran influencia que tiene en las mentes de la población de cualquier nación.

Básicamente, aquel que controle los medios de comunicación lo controla todo. ¿Por qué todo? ¿Te suena exagerado? Date cuenta de la gran influencia que, poniendo un ejemplo, tienen los comerciales y cualquier tipo de campaña publicitaria en nosotros. Nos persuaden para darle usos al producto que intentan vendernos, y elevar popularidad y ventas. Desde hace décadas se han perfeccionado herramientas impresionantes que conectan los medios de comunicación con la persuasión. Aunque suene exagerado, un mensaje transmitido en vivo desde la TV puede hacer la diferencia entre creer y no creer en un “algo”.

La rigurosidad que deben poseer los medios es de extrema precaución. Al fin y al cabo son millones los que ven, escuchan y hasta sienten. Son procesos imparables e inevitables. Han evolucionado a lo que son ahora porque el hombre no se permite a sí mismo dejar de poseer conocimientos; no deja nunca de querer estar informado. Está en nuestra naturaleza humana.

Por otro lado, la censura siempre se ha dejado notar ante muchos factores. Para evitar el libertinaje en los medios. Para evitar sensibilidad en el manejo de la información. Y hasta para callar voces que, según otros, no deben ser escuchadas. Este último factor implica en ocasiones trasfondos políticos y sociales, donde una sola palabra puede causar revuelo y cambiar el curso de una sociedad frágil y deseosa de un cambio; algo poco conveniente para la parte ruin de una nación que puede seguir alimentándose y llenándose los bolsillos con mentiras.

Entonces, la manipulación de los medios tiene un punto beneficioso para aquel que tenga semejante poder con el cual llevar las riendas de la información: manipula, persuade, sustituye ideas malas por buenas o ideas buenas por malas. Logra adherir un patrón de conducta social beneficioso o no para las masas. El que controla los medios, por todo lo dicho antes, lo controla todo y al mismo tiempo tiene una ventaja importante a nivel político, social y pare de contar.

No creas nunca aquello que dicen, “las palabras son solo eso, palabras”, porque puede ser una vil mentira. Una sociedad que tenga maneras fieles de comunicarse es una sociedad fiel a la información y alejada de la ignorancia. O decides ser valiente y comunicar, o callas para apoyar el olvido de la verdad que hoy en día se vuelve cada vez más difícil de conseguir. Tú decides.

Por: Raúl Vejar  |  Foto: Lubs Mary


Raul V
21 años. Estudiante de Comunicación Social, Universidad Católica Andrés Bello. Blogger. Venezolano. Amante del arte de escribir y la lectura. Poseo una imaginación inquieta. Soy de los que sueñan con un cambio y escribo porque la vida me lo pide, porque sé que debo ser leído. Venezuela


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF