Si Trabajas En Tu Ser Creativo Te Irá Mejor

Escrito por Raul V el . Posteado en Blog

La creatividad es diversa, varía de persona a persona, e incluso un mismo ser humano puede experimentar ciclos de creatividad variantes. Es un factor del individuo indispensable para su larga lucha por la vida, siempre accesible hasta en momentos de crisis. Cuando llega sola, puedes decidir si aprovecharla o no; cuando te pones a trabajar por ella y la consigues, el sentimiento de desarrollo personal es  incluso más gratificante. Pero muchos comenten el grave error de temerle.

Aprender a manejar la creatividad resulta importante para el individuo. Un hombre creativo llega lejos en la vida. Si posees esa chispa, teniendo el título universitario que tengas, verás que poco a poco cada meta en tu lista se irá volviendo más accesible y cada vez más metas se irán anexando a ella. Y mientras más trabajas en pulir y resolver cómo cumplir cada una de aquellas metas, más pones a prueba tu capacidad creativa, que a su vez crece junto a tu capacidad de resolver pequeños y grandes problemas.

Un factor negativo que se refleja a medida que crecemos es que tendemos a dejar a un lado nuestro afán de dibujar: cambiando crayones por libros ponderosos y metodológicos. El individuo demuestra un rechazo hacia su propia creatividad para volverse un esclavo de la sociedad y la educación que le proporciona el Estado.

De niño, moldean la capacidad creativa del individuo con colores y juegos pero al crecer, este choca contra un muro del que pocos se dan cuenta, para entrar en un mundo gris del cual nunca se espera ser parte. Muere el lado colorido de tu cerebro y empiezas a preocuparte más en tu futuro, pero no de cómo llegar hasta él, porque la realidad es que no basta solo con estudiar.

Aunque, muchos siguen sus dotes infantiles y dibujan para sí en la intimidad de sus cuartos, o escriben poemas e historias extrañas. Otros por casualidad se dan cuenta de lo valioso que resulta la música y se vuelven seres en paz con su propio ser creativo. Por otro lado, existen casos en donde ya de adultos se empieza a desarrollar esa importancia de querer ver más allá de los demás, construyendo pequeñas ideas que para el resto del mundo parecen tontas, y muchas veces terminan transformándose en grandes e imponentes industrias.

La creatividad es un impulso. Es el motor. Y puede hasta ser la visión de lo que quieres ser. Motívate a ser creativo y verás resultados que quizás nunca pensaste tener. Aquella pequeña idea de montar una empresa con tus amigos que nunca se dio por concreto; los cuadros que nunca terminaste de pintar de adolescente; el libro que tanto quisiste escribir pero nunca tuviste el valor de terminar. Piensa que pudieron haber significado oportunidades que dejaste escapar quizás por miedo a ser distinto. En lo diferente está la fuerza, así que está bien pensar distinto. ¿Dejarás escapar tus oportunidades así de fácil o te pondrás a trabajar en tu ser creativo?

 

Por: Raul Vejar  |  Blog Personal: Café y máquinas de escribir

Foto: Mike Henderson


Raul V
21 años. Estudiante de Comunicación Social, Universidad Católica Andrés Bello. Blogger. Venezolano. Amante del arte de escribir y la lectura. Poseo una imaginación inquieta. Soy de los que sueñan con un cambio y escribo porque la vida me lo pide, porque sé que debo ser leído. Venezuela


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF