¿Te Crees Diferente? Depende De Tus Virtudes

Escrito por Jose M el . Posteado en Individualismo

Aunque en ocasiones nuestro comportamiento sea “automático” por el simple hecho de que no estamos en ese momento conscientes de las razones que nos motivan, nuestro subconsciente no es pendejo, él sí las conoce.

Todos tenemos intereses personales que difieren en tipo y orden de prioridad de los de otras personas, pero si acaso quisiéramos lograr un punto de encuentro, algo en común con otros, ese punto de cruce deben ser: las virtudes.

Las virtudes son características que definen nuestra personalidad y a través de las cuales demostramos aquello en lo que creemos, consideramos importante y de valor. Son nuestro medio para el alcance de objetivos personales.

Para que no vayamos por el mundo actuando por instinto como si se tratara de una vida salvaje ignorando incluso hasta a nosotros mismos, les comparto las 7 Virtudes De Quienes Somos Diferentes:

Racionalidad

Nos jactamos de que aquello que nos diferencia de otros seres vivos es nuestra capacidad de razonar y que por eso somos superiores. Pero no es un secreto que esa virtud en ocasiones la evadimos. Pensamos o no lo hacemos por elección. Si tenemos esa oportunidad que es nuestra única fuente de conocimiento ¿La vamos a desperdiciar?

Independencia

Nadie más debe determinar nuestro comportamiento. Cuando decimos que nuestra mente es libre afirmamos que somos responsables de realizar nuestros propios juicios. No dependemos de las opiniones ni imposiciones de otros. ¿Vamos a esperar que otro nos diga qué hacer?

Integridad

Somos capaces de mantener nuestras convicciones personales intactas pese a las dudas y cuestionamientos de otros. No permitimos que alguien más tenga el poder para determinar cuál o cuáles deben ser nuestras convicciones personales. ¿Quién no disfruta estar seguro de sí mismo?

Honestidad

No tenemos intenciones de manipular o falsear la realidad para hacerla “más conveniente”. Decimos la verdad y asumimos la responsabilidad de hacerlo sabiendo que aceptarlo no es jamás un acto en perjuicio propio. ¿Por qué pretender ganar o tener razón diciendo mentiras?

Justicia

No aceptamos ni concedemos aquello que no merecemos, aquello que no hemos ganado. Somos capaces de conseguir por nuestros propios medios lo que consideramos de valor personal. ¿Qué satisfacción podemos sentir de obtener algo por lo que no hemos trabajado?

Productividad

Sólo a través del trabajo productivo podemos sustentar nuestra propia vida. Reconocemos que todo lo que necesitamos para sobrevivir debemos buscarlo o producirlo. No lo hacemos a través del robo ni de la estafa. ¿Podríamos disfrutar la vida siendo mantenidos?

Orgullo

No se trata de ser presumido o engreído sino del reconocimiento de que yo soy mi mayor valor. Sobre esta base forjaremos nuestro propio carácter, nuestras acciones, nuestros deseos y emociones partiendo de lo que sostenemos en nuestra mente. ¿Podemos querer y respetar a alguien más si no sentimos ambas por nosotros mismos?

Inspirado en la “Ética objetivista” de Ayn Rand.

 

Por: José Miguel  |  Foto: wehearit.com

Redactado por primera vez para: www.codigonuevo.com

 


Jose M
Fundador de iF Revista Digital. Escribo para no morir en el tiempo; opino para defender lo que sé y cuestiono para descubrir lo que no. Capitalista | Libertario | Egoísta | Amante de la libertad individual


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF