Todo Individualista Es Un Activista De La Libertad, Un Luchador

Escrito por María el . Posteado en Individualismo

Un individualista es un luchador solitario, profundamente creyente en sí mismo, en su capacidad de vivir acorde a sus expectativas. Un individualista es un libertario por antonomasia; alguien que no exige nada de nadie excepto que lo dejen vivir en paz. Es ese que siempre mira más allá de su horizonte interpretando y anticipando un futuro que quiere poseer. Su lucha es la lucha contra la idea -comúnmente aceptada- de que los Hombres solo nacieron, como una especie de condena que llega con el nacimiento, para sufrir. Su ventaja es que, en armonía consigo mismo, sabe que la felicidad es posible.

Por eso un individualista y libertario se obsesiona con transmitir esa idea preguntándole a cada interlocutor, ¿Quién arrebató tu estima y te empujó a creer que la vida es mansedumbre y resignación a una realidad que aplasta y te posterga? ¿En qué momento de tu vida cediste tu individualidad, tus deseos y propósitos para convertirte en un ente sacrificable del mal llamado “bien común”? ¿Qué tiene de “bien” aniquilar al individuo en el tabernáculo de una masa informe y autista que no sabe lo que quiere ni a dónde dirige sus pasos, comandada por un apóstata de la vida que sacrifica la realidad a la incertidumbre?

En la lucha contra el sufrimiento el individualista se esfuerza por explotar lo mejor de sí mismo para alcanzar esos propósitos que lo hagan sentir orgulloso de estar vivo; su mérito reside en andar con la convicción y la certeza de sus propios pensamientos desafiando el status quo establecido por los mesías de la mediocridad y el sufrimiento.
La única forma de lograr un futuro prometedor es vivir un presente acorde a nuestras propias expectativas porque sin presente no hay futuro posible.

¿Por qué, entonces, humillarte resignando tu individualidad, tus deseos, tus propósitos, tus anhelos ante quien es incapaz de valorar tus propósitos, tus entregas, tus luchas, tu esfuerzo diario por ser feliz y vivir acorde a tus propios valores? ¿Por qué esperar un futuro promisorio de boca de quienes exigen sacrificios cuando te condenan a diario a vivir en el escepticismo, la desazón y la incredulidad? ¿Quién te hizo creer que el sufrimiento es el propósito moral de vida o que nacimos para expurgar una culpa de la que no somos responsables ni culpables?

Dediqué mi vida adulta a combatir los absurdos de los predicadores de la infelicidad y del sometimiento individual, de los propagandistas del colectivismo y la irracionalidad; de los que quisieron hacernos creer que ser individualista y ser libertaria era peor que ser la portadora de una enfermedad contagiosa que se propaga por la sola presencia.
No pretendo que sigas mis pasos porque lo que escribo lo hago pura y exclusivamente en nombre del orgullo que siento por ser parte de la Vida.

Si lo hago público es porque quiero manifestar el entusiasmo que produce ser responsable de las decisiones que derivan del hecho de vivir.

Depender de las propias resoluciones evita las frustraciones y las decepciones que devienen de permitir que otros sean los tutores responsables de nuestras vidas. Las circunstancias que nos rodean nos influyen a todos; sin embargo, depende de cada uno cómo maneja esa realidad en beneficio de esa felicidad que estamos obligados a conseguir.

Depende de ti sobrevolar la tierra como un águila o quedarte en el nido mirando cómo los demás construyen su camino. El precio es tu felicidad o tu resentimiento. Y para eso sólo se trata de pensar o no pensar. Yo ya elegí. Ahora depende de ti…

 

Por: María del Valle  |  Foto: freehdwall.com


María
Periodista. Filosóficamente liberal. Políticamente de derecha. Naturalmente rebelde. El mejor estímulo para vivir es la libertad. Argentina


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF