Venezuela, ¿A Los Cuántos Días Sin Dinero La Gente Se Muere?

Escrito por Siulilba el . Posteado en Opinión

Esta semana en Venezuela, es inevitable no hablar de Dinero y Control de Cambio. En aquellos países que han alcanzado un equilibrio económico, no hay aplicación en el celular o página web más importante que la del clima; y es que sus preocupaciones desde hace tiempo, dejaron de tener relación con el dinero y su fluctuación respecto a diversas monedas. Por su parte, en aquellos países menos dichosos, para ser más clara -específicamente en Venezuela- me atrevería asegurar que la página web más visitada diariamente es la de Dólar Today.

Medir la fluctuación del Bolívar se ha convertido en el nuevo pasatiempo del Venezolano, claro, sin quitarle importancia al pasatiempo de Bachaquear, o el de hacer cola. Hoy no salimos de casa sin antes haber revisado el Valor del Bolívar con respecto al Dólar, y aquellos que salen de sus casa sin haberlo revisado, seguro se enteran de la noticia camino al trabajo. Pocos podrían asegurar hace tres años que ese dólar negro que costaba 14 Bs. (es decir, 14.000 sin jugar con los ceros) hoy cuesta 400 Bs. Y de seguro mientras lees el artículo llega a los 500 Bs. Definitivamente es para contarlo y reír, y es que como venezolana, con mucha vergüenza certifico que hasta en un chiste lo hemos convertido.

Muchas han sido las noticias, comentarios y por supuesto chistes que he leído con respecto al tema, pero hubo uno que llamó particularmente mi atención, y es que hasta una sonrisa me sacó. Este decía: ¿A los cuántos días sin dinero uno se muere?

El dinero como bien sabemos es solo un instrumento de cambio, y el valor que le damos al mismo fue detalladamente descrito en el artículo ¿Qué Es El Dinero Y Cómo Fijamos El Valor De Las Cosas?. Como instrumento de cambio, el dinero debe ser un material imperecedero, fácil de almacenar y lo más importante: no sujeto a amplias fluctuaciones.

Si dos más dos es cuatro, entonces:  ¡Sorpresa! EL Bolívar no es Dinero!!! Y es que como decía el “Comandante”: ¡Huele a Azufre! Así huele el Bolívar, y lo que falta es imprimirle al reverso la fecha de vencimiento. ¿Qué decir de la libre fluctuación? Y eso de almacenar, bueno, eso sí que es un chiste, nadie quiere ahorrar en Bolívares. El Bolívar es esa papa caliente que los inteligentes no quieren tener en sus manos.

De ser empresaria o empleada en Venezuela, lo último que quisiera en este momento sería intercambiar bienes y servicios con Bolívares. Optaría por esa idea macabra del difunto, que si lo analizo ahora no es tan descabellada:  Optaría por ¨el Trueque¨. A fin de cuentas, el Bolívar se convirtió en un papel impreso que no es para nada demandado entre aquellos con los que comerciamos. Atrás quedaron los tiempos del muy Famoso Bolívar Fuerte, y si queremos ponernos más nostálgicos, puede que solo en la Venezuela de Antier aún se hable del Real y Medio, ese con el que ¨Tengo la gata, tengo el gatico, tengo la pava, tengo el pavito, y siempre tengo mi real y medio¨.

Pero el problema en Venezuela no es el dinero, de ese papel tenemos mucho y si falta, no se preocupen que se manda a imprimir. Sin ser experta en el tema y utilizando únicamente mi sentido común, diría que el problema social por que el pasa Venezuela entre muchos radica en la falta de la producción, en la falta de oferta al consumidor.

De manera que me atrevo a responderle la pregunta a ese venezolano creativo, que de su problema hizo un chiste, sin querer aguarle la fiesta en la que vive -más bien, en aras de crearle conciencia y hacerle ver mi punto de vista-. Si quiere una respuesta cuantitativa en la que le diga a los cuántos días puede morir un ser humano por la ausencia de algo material, la respuesta dependerá de muchos factores:

  • Si hablamos de una persona enferma que está a la espera de un medicamento, los días dependerán del grado de gravedad y de qué tan avanzada esté su enfermedad. Como puede ver, esta persona no morirá por falta de dinero, morirá por falta de medicamentos.
  • Si hablamos de una persona con problemas de desnutrición, los días dependerán de la condición física y del tiempo en que esta persona haya pasado hambre. De nuevo, no es la ausencia del dinero la causa de su muerte, es la ausencia de alimentos.
  • Si hablamos de una persona cuya vida depende de una intervención quirúrgica, no necesitará días para morir, puede que por cosa fortuita falle la luz en el momento de su intervención. Su muerte no sería por falta de dinero, en este caso dependería de la prestación de un servicio.

Total que, Señor, no se preocupe por dinero, dinero siempre habrá. Duerma tranquilo, por dinero no morirá. Preocúpese más bien, por la ausencia de todo aquello que el dinero puede comprar, pues puede que eso sea lo que vaya a necesitar.

 

Por: Siulilba Balza S.  |  Foto: quintodia.net


Siulilba
Observadora. Adicta a la justicia. Enemiga de las suposiciones y de los que carecen de sentido común. Fiel practicante de la teoría: Decisiones radicales, soluciones inmediatas.


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF