Venezuela No Es Un País Rico, Pero Podría Serlo. ¿Cómo?

Escrito por Marcos el . Posteado en Libertad

La idea de que Venezuela es un país rico por sí solo es altamente peligrosa, tanto, que hemos vivido con esa idea desde hace décadas y en realidad, nunca hemos sido más que un país en vías de desarrollo.

Hoy ni eso; Venezuela no es un país rico, solo tiene oportunidades que no hemos sabido aprovechar ni explotar y de nada nos sirven hermosas playas sin infraestructura o vías de acceso medianamente decentes. De nada nos sirve el mejor cacao del mundo cuando no se capacita al que lo produce, hasta el mejor ron del planeta tenemos y ni eso aprovechamos. La libertad de empresa se ha visto ahogada por el Estado, la Administración Pública es la principal empleadora del País. La renta petrolera es el la única vía que ha mantenido el estómago medio lleno al pueblo y enriquecido a todos los gobernantes que se han sucedido uno tras otro

Entonces es válido hacernos estas preguntas: ¿Somos verdaderamente ricos o solo somos unos vividores que no hemos sabido aprovechar las numerosas oportunidades que hemos tenido? Ni siquiera los políticos de la llamada oposición actual se han atrevido a cuestionar este hecho, tanto, que solo hablan de las cifras del petróleo, cuántos barriles se producen, cuántos se exportan, cuántos se regalan, el precio del crudo e infinidad de planteamientos sobre el tema, presentándose ante el “pueblo” como los únicos seres que repartirán efectivamente las riquezas generadas por este rubro. ¿Será entonces que si eso pasa, tan solo tendríamos que sentarnos a esperar nuestro turno para recoger nuestra porción y con eso salir adelante? ¿O simplemente es más de lo mismo, más populismo?

La “Venezuela rica” es una idea que nos vendieron hace años los diferentes gobiernos, como una idea meramente populista para hacernos creer que no necesitaríamos más que una persona por la cual se votara cada cierto tiempo para que administrara esa riqueza y nosotros no hacer más nada que sentarnos a esperar que nos lanzaran las migajas. Nunca se nos habló de la importancia de la  producción, del emprendimiento, de la mera posibilidad de que nosotros como individuos fuéramos capaces y tuviéramos la libertad de elegir y decidir cuál sería nuestra fuente de sustento y generación de riqueza.

Por el contrario siempre se nos inculcó, incluso desde el colegio, que la riqueza de Venezuela radicaba en la explotación petrolera, creciendo entonces con la idea ya implantada de vivir de la renta que nos genera el petróleo, aun siendo advertidos por Arturo Uslar Pietri, quién, el 14 de Julio de 1936 publicó en el diario caraqueño “Ahora”, un artículo titulado “Sembrar el petróleo” en el que se planteaba la reinversión de los recursos generados por el petróleo en el sector económico no petrolero de la Republica.

En conclusión, más que una Venezuela supuestamente rica prefiero una Venezuela productiva, donde las libertades individuales y de comercio sean el eje y no la idea de un Estado paternalista que usa como los recursos como política y medio para mantener una sociedad y un país, como dependientes del mismo. Esa idea de que solo dependemos de él y de él es que vendrán las soluciones debe ser erradicada de nuestras mentes si de verdad queremos conocer qué es libertad y la prosperidad.

 

Por: Marcos Zambrano  |  Foto: fallarto.tumblr.com


Marcos
Abogado, fotógrafo empírico, amante del deporte. Quiero vivir en un País verdaderamente libre. Muchas verdades son refutables.


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!

Cuestiona Todo Ícono-circular-iF