Argentina: No Es Mafia; Es Terrorismo De Estado

Escrito por María el . Posteado en Política

María
Periodista. Filosóficamente liberal. Políticamente de derecha. Naturalmente rebelde. El mejor estímulo para vivir es la libertad. Argentina

La semana política argentina se inició entre toda clase de enredos judiciales, de procedimiento, aparición de nuevos testigos en los allanamientos al departamento del Fiscal Nisman y hechos propios de una novela policial con ribetes mafiosos. Mientras la presidente lanza el discurso de barricada al que nos tiene acostumbrados desde que asumiera el gobierno nacional, la sociedad en su conjunto, atento a las últimas noticias sobre el asesinato del Dr. Nisman, termina de organizar los últimos detalles de una marcha organizada en su memoria  por los Fiscales de la Nación.

Los ciudadanos argentinos nos sentimos solos, indefensos y abusados en nuestras garantías constitucionales y republicanas. En Argentina no hay Justicia y los poderes de la República fueron subvertidos por el kirchnerismo que fue por todo y arrasó el país. No vivimos sometidos por un Estado mafioso. El argentino es un Estado terrorista que practica el terrorismo de Estado. La tolerancia ciudadana está llegando a su límite mientras la presidente continúa provocando con su desprecio sistemático a una realidad que ha comenzado a explotar en la cara de los ciudadanos. Ya está instalada la idea de que cualquier cosa que le pase a un conciudadano me puede pasar a mí.

Mientras la presidente agita el fantasma del golpe de estado la ciudadanía piensa en el auto-golpe. Es paradójico que quiera infundir el terror cuando los mayores actos de terrorismo provienen del gobierno que tiene en sus filas a los más connotados terroristas de la década del 70. La calle está en silencio; el gobierno kirchnerista sigue inventándose una realidad para opacar la elocuencia pacífica y expectante de una ciudadanía que percibe el fin de una etapa oprobiosa de corrupción y muerte aunque sin atinar a interpretar cómo será el desenlace.

La pregunta que flota en el aire es si la realidad que estamos padeciendo constituye el fin de una larga década de humillación y desprecio o el comienzo de una etapa de mayor control y arbitrariedades sobre la vida de los ciudadanos con asesinatos mafiosos incluidos. Sea como fuere, lo cierto es que a pesar de que los ciudadanos apoyan las marchas, el hastío se está generalizando en favor de un cambio y limpieza ética en todos los órdenes de República. Argentina y Venezuela comparten una realidad en común signada por “dos ideas políticas que no tienen presente ni mucho menos futuro, pero sí recursos para poner una fuerza de choque en la calle y provocar a estudiantes sin armas y a fiscales con corbata” como señaló El País de España: “Es el espanto de dos gobiernos que cada vez se parecen más a una colección de organizaciones criminales, para las que perpetuarse en el poder no es por política ni ideología sino simplemente la manera de asegurar su impunidad”.

El 18F, la marcha convocada por los Fiscales para homenajear al asesinado Dr. Nisman, fue elocuente y la participación ciudadana importante; sin embargo, en esta hora crítica por la que atraviesa la República, quedó la sensación que el Poder Judicial debió haberse mostrado verbalmente más contundente. Está claro que el silencio no sirve ni servirá cuando es el Poder Ejecutivo quien está carcomiendo las entrañas de la República.

 

Por: María del Valle  | Foto: hoy.com.do


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF