¿Cómo Lograremos El Desarrollo?

Escrito por Jose Miguel el . Posteado en Opinión

Jose Miguel
Fundador de iF Revista Digital. Escribo para no morir en el tiempo; opino para defender lo que sé y cuestiono para descubrir lo que no. Capitalista | Libertario | Egoísta | Amante de la libertad individual

Ver este artículo en Youtube Aquí


La pregunta que se hace un visionario en un país tercermundista, si piensa en términos de sociedad y apuesta por un país con condiciones apropiadas para el crecimiento individual es ¿Qué hacer para lograr el desarrollo?

Si no fuese un visionario quizás diría que la forma de lograrlo es con un gobierno que vele por las necesidades de sus ciudadanos, que garantice seguridad social, educación, vivienda, trabajo, salud y pare de contar cuántas otras ideas ha inyectado en la sociedad el sistema socialista. Pero como estamos hablando de un visionario, de aquel que tiene verdaderos deseos por alcanzar el mayor bienestar individual posible porque sabe que el bienestar social será una consecuencia; ese visionario que confía en sus propias capacidades, dirá que ese objetivo se alcanza por una sola vía: la libertad.

Más de uno intentará callar la voz del visionario porque se trata de la supervivencia del más apto, pero no porque una persona pueda comerse a otra sino porque cada uno será responsable de alcanzar tanto como quiera para sí mismo, dependiendo de sus ambiciones personales, y aquel que no es visionario teme llegar de último porque desconfía de sus propias habilidades o quizás, considera que no tiene ninguna a la cual pueda sacar provecho.

Entonces ¿Cómo lograremos el desarrollo? Porque el visionario apuesta a la libertad pero muchos entran en shock con esta palabra, no la entienden o la confunden con libertinaje. Algunos gobiernos, cuando se la están viendo negras, deciden incrementar el número de regulaciones como si se tratara de una hemorragia, acorralando así a los individuos hacia un sistema donde solo tienen permitido hacer lo que a los funcionarios se les ocurra. Otras sociedades con gobiernos constituidos por seres más sensatos que los primeros, apuestan por medidas más abiertas.

¿Es posible lograr el desarrollo si para producir debemos pedir permiso a aquellos que no producen nada? Abrir una tienda, montar un restaurante, producir comida, construir edificios, ofrecer transporte, dedicarse al comercio y hasta el libre ejercicio, todos requieren que el gobierno nos dé permiso. Desde jóvenes deseamos la independencia financiera de nuestros padres para no tener que pedirles permiso ni avisar qué haremos con nuestro dinero, pero aceptamos pedirle permiso a un completo desconocido: el gobierno.

¿Te imaginas cuántas tiendas, restaurantes, productoras de alimentos y comercios se abrirían a diario si no tuviesen la necesidad de pasar la pena burocrática para conseguir un permiso? Todos ellos compitiendo por ser el mejor, mejorando sus procedimientos para ofrecer mejor servicio en menos tiempo, optimizando sus líneas de producción para entregar más productos a menor costo; cada día veríamos una lugar nuevo más cerca y abarrotado de productos.

¿Qué ha pasado en países donde sus gobiernos han decidido disminuir los impuestos? La inversión privada ha llegado con ánimos de producir en masa porque tiene la certeza de que podrán conservar una porción más grande de su trabajo, sin que pase a manos de aquellos que no hacen nada y solo crean leyes para arrebatar.

Sin duda alguna que el camino es la libertad y si un gobierno no lo acepta, es porque no le interesa el bienestar. ¿Para qué dejarlos gobernar?

 

Por: José Miguel  |  Foto: Moyan_Brenn


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF