Corrupción, Desabastecimiento Y Muerte Gracias Al Kirchnerismo

Escrito por María el . Posteado en Política

María
Periodista. Filosóficamente liberal. Políticamente de derecha. Naturalmente rebelde. El mejor estímulo para vivir es la libertad. Argentina

Los políticos argentinos se manejan con la impunidad propia producto de una sociedad amnésica, ignorante e inmadura. Una sociedad que queda atrapada entre los slogans del marketing, los explosivos y saturantes colores de campaña, las frases elementales y carentes de significado y los falsos besos y abrazos para la foto.

Todo es superfluo; toda la política argentina es una puesta en escena donde la ficción mantiene  a los espectadores atrapados en una película llena de efectos especiales para evadir la realidad.

La Presidente de la Nación cree que se puede gobernar lanzando al ciber espacio cataratas de desafiantes twitts al tiempo que los políticos, en el inicio de un nuevo año electoral, divulgan consignas básicas convencidos que, en 140 caracteres, es posible resumir las soluciones a los desesperantes problemas que estamos padeciendo.

Los fiscales de la Nación se remueven según las órdenes del Poder Ejecutivo despreciando burdamente la independencia de los Poderes instituidos en la República.

Paralelamente el gobierno reinstala las ideas y las acciones que promovieron en la década del 70: para ellos, los asesinatos que cometieron entonces los grupos terroristas fueron “actos de justicia” y no crímenes a sangre fría  contra civiles, militares, niños y población civil.

El Jefe de Gabinete inventa un nuevo concepto de institucionalidad en el que opone a la Democracia con las Corporaciones, siguiendo los lineamientos de un relato que ha venido a subvertir el orden ya decadente. Manipula el significado de Democracia al ocultar intencionalmente que la verdadera división es la de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial y su incuestionable independencia

El cinismo del mensaje gubernamental llega al punto de considerar como un “caso aislado” la muerte de un niño chaqueño (la misma provincia de la que es oriundo el Jefe de Gabinete) de 7 años como consecuencia de la desnutrición y la tuberculosis.

Los supermercados comienzan a poner en evidencia los primeros signos de desabastecimiento y escasez y la aparición de marcas desconocidas en productos de cada vez más baja calidad.

El cepo a las importaciones y al dólar, la falsificación de las estadísticas sobre inflación, desnutrición o sanidad hablan del estado decadente en que se encuentra la República y sus Instituciones al finalizar esta década perversa.

En las calles sobrevuela un sentimiento de hastío, de hartazgo. Es difícil imaginar las soluciones para lo que quedará en esta tierra arrasada cívica y moralmente. Mientras el oportunismo, el ventajismo y la prebenda sean los cánones que rijan la política argentina hay pocas certezas de que algo cambie en el país.

El escenario político que comienza a delimitarse para las elecciones de este año, no resulta muy alentador. Detrás de cada candidato aparece la larga mano del kirchnerismo que busca su impunidad a través de personajes de la política que han sido cómplices de sus acciones prebendarias y prostibularias.

Los problemas se irán incrementando mientras la palabra corrupción tenga más peso que la palabra ética; seguirán los accidentes ferroviarios, los muertos por desnutrición, el desabastecimiento, las rutas en mal estado, empresas que cierren, desempleo o profesionales sin insumos básicos para trabajar.

La disyuntiva entonces es y será corrupción versus ética.

 

Por: María del Valle  |  Foto: taringa.net


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF