El Colapso del Sistema Eléctrico en Venezuela no es Negligencia, es Maldad

Escrito por Vanessa Novoa el . Posteado en Noticias iF

Vanessa Novoa
Periodista, liberal y si es necesario ubicarme en algún lado del espectro político tradicional, soy de derecha. Defensora tajante de la vida, la libertad y la propiedad.

Durante el mes de marzo, Venezuela registró tres apagones nacionales. Casi la totalidad del país se ha familiarizado durante los últimos 30 días con la falta de agua y la comida podrida, los electrodomésticos dañados y la cacería de sitios con plantas eléctricas, con las muertes que no se cuentan en el discurso oficial ni en los medios tradicionales.

Es una catástrofe anunciada. El chavismo ha contado con todos los recursos para garantizar el funcionamiento del sistema eléctrico nacional, además de las constantes advertencias sobre su eventual colapso. Aún así, el régimen comunista decidió no invertir recursos en servicios básicos. No está en su lista de tareas pendientes. Nunca lo ha estado.

El poder que se adjudican los socialistas a través de la estatización de los medios de producción es infinito y no tiene costos para la cúpula política al mando. No es el régimen comunista el que deberá asumir las pérdidas ocasionadas por la destrucción del sistema eléctrico: cuando se trata de bienes públicos, siempre los costos los asumen los ciudadanos.

Más aún, en los últimos días ha quedado demostrada la capacidad para quebrar a toda una nación que tienen quienes controlan los servicios, con solamente dejar que colapsen sin hacer nada por reparar los daños. Sin agua, sin electricidad y bajo la constante incertidumbre y temor que dejan la inestabilidad del caos socialista, millones de venezolanos han dejado claro que ya no pueden más.

El comunismo usa ese quiebre a su favor. No es negligencia. Nunca lo ha sido.

Es maldad.

 

Por: Vanessa Novoa


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF