El “Vamos Por Todo” Kirchnerista Está Hundiendo Argentina

Escrito por María el . Posteado en Política

María
Periodista. Filosóficamente liberal. Políticamente de derecha. Naturalmente rebelde. El mejor estímulo para vivir es la libertad. Argentina

Desde este espacio siempre hemos llamado a las cosas por su nombre. ¡Y así seguiremos! Sin ambigüedades; con la certeza y la convicción de que estamos en el lado correcto.

Y sabemos que estamos en lo correcto porque defendemos la Libertad, única garantía de vida y prosperidad. Porque usamos la razón para cuestionar la realidad; porque no dejamos al arbitrio de la sinrazón y de los mesiánicos fundamentalistas del socialismo las explicaciones de ninguno de los hechos que nos conciernen como ciudadanos.

¡Todo lo demás es demagogia para confiscar nuestro derecho a Vivir y a conseguir la felicidad como creamos más oportuno! Los próximos meses serán decisivos no sólo en términos económicos sino en lo que se refiere a las libertades y garantías individuales.

Argentina ha entrado en la etapa de profundización del “vamos por todo” del modelo totalitario kirchnerista. Ha acelerado la crisis cuando las consecuencias de las medidas económicas implementadas años atrás, comienzan a mostrar su peor cara. Las trabas a las importaciones para -según el gobierno- frenar la “fuga de dólares” están generando desabastecimiento de insumos básicos para hospitales, farmacias, industrias.

El cupo semanal de dólares para importar del que disponen las empresas, está haciendo imposible responder a los compromisos internacionales asumidos con anterioridad. Para combatir el mercado del dólar negro (o dólar paralelo) el Banco Central de la República Argentina citó a nueve personas y a cuatro empresas por ser presuntos operadores en el “mercado ilegal de divisas”.

En la Provincia de Buenos Aires, la agencia de recaudación quiere implementar una polémica red de monitoreo por medio de cámaras para proporcionar “mayores mecanismos de control a la hora de fiscalizar”. El irracional plan económico de “vivir con lo nuestro” promovido hace décadas por algún populista, comienza a hacerse realidad. Pero al no estar en condiciones de ser un país con capacidad para sustituir importaciones y, al depender del comercio exterior, lo único que tendremos garantizado será mayor pobreza, mayor miseria, mayor desabastecimiento.

Los colectivistas siguen sin comprender que la Libertad, en el extenso sentido del término, es lo único que se necesita para estimular el crecimiento personal y, por lo tanto, el desarrollo económico de un país. Con la Ley de abastecimiento, de reciente sanción, el Estado acaba de dar la estocada final a la empresa privada acusándola de ser la generadora de inflación. El infantil argumento esgrimido por los totalitarios argentinos es la concentración económica.

Sin embargo el Gobierno sigue negando que las políticas puestas en práctica en los últimos años sean las responsables de la inflación y el desabastecimiento que azotan cada vez con más fuerza la vida de los argentinos. Las políticas prebendarias y corruptas han generado un aumento exponencial del gasto público financiado con creciente emisión monetaria.

Después de once años de gobierno kirchnerista, las autoridades nacionales apuestan a más intervencionismo y a la persecución física de los supuestos responsables de la crisis. El círculo vicioso de la recesión se ha acelerado. Mientras los voceros de la presidente de la Nación hablan de que ya “está lista para salir a las pistas” la Royal Society of Medicine quiere estudiar el “caso de Cristina” para debatir sobre el síndrome de Hubris, desde una visión neurocientífica.

El síndrome que padece la Presidente, llamada “la enfermedad del poder”, alude a “una forma mesiánica de hablar de lo que están haciendo y una tendencia a la exaltación”, “identificación de sí mismos con el Estado hasta el punto de considerar idénticos los intereses y perspectivas de ambos”, “pérdida de contacto con la realidad, a menudo unida a un progresivo aislamiento”, y “una obstinada negativa a cambiar de rumbo”.

Esta es la imagen de la Argentina K. Esta es la realidad a la que nos enfrentamos los argentinos.

Mientras tanto, la pretendida oposición política, está abocada en el armado de las listas para las elecciones del año entrante al tiempo que es el único sector que multiplica sus sueldos al ritmo de la creciente inflación.

 

Por: María del Valle  |  Foto: Cristina Kirchner


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF