fbpx

Claro Que Venezuela Es Soberana, Pero En Este Sentido

Escrito por Leonardo el . Posteado en Reflexiones

Leonardo
Estudiante. Liberalista político: critíco todo lo que puedo entender, aplaudo lo que no -excepto aquello que sencillamente es absurdo-. Venezuela

“Soberanía alimentaria”, “soberanía territorial”, soberanía por aquí, por allá, por la bodega que queda cerca de tu casa, por la plaza que está a 2 cuadras de tu centro de trabajo, etc etc.

Esta palabra suele ser vista o escuchada en la propaganda política realizada por el régimen a efectos de legitimarse, buscando darle perdurabilidad a su existencia a partir del uso de términos que difieren de manera muy marcada con su uso original. El término “soberanía” no es la excepcion, y ha sido un término que hoy en día se ha tornado usual verlo en todas partes, y entre sus variantes más notables yace la llamada “soberanía popular”. ¿Qué quiere decir esto? Veamos.

Un poco de historia

Este término es acuñado al Francés Jean Bodin, para expresar la capacidad de crear leyes o de poseer el poder absoluto de control y mandato sobre un determinado territorio. Es necesario remitirnos al ámbito de las leyes -ya que consideraba Bodin- era el medio más adecuado de control y medio de establecimiento de ciertas pautas de comportamiento que debían regir a una sociedad, para que esta se desarrollara a posteriori de una forma concreta.

Y en dado caso, ¿cómo podemos entender ese concepto en el contexto en que nos vemos involucrados hoy? De la siguiente manera: Supongamos que el gobierno le dice a usted que por -pertenecer al “pueblo”- tiene una porción de soberanía consigo, esto es: capacidad de participar en torno de ese poder absoluto que suele residir en el Estado para tener influencia de acuerdo a la forma en que se constituyen las leyes o, más aún, para determinar el camino que tomara el país en cualquier cantidad de áreas (Económica, política, social, etc.). Supongamos que el gobierno le dice a usted: “Mi poder es tu poder, y tu poder es mi poder”. Suena muy simpático, ¿Verdad? Despertarte un día alegando el poder conducir a tu país de acuerdo a tu voluntad y ser aquel factor determinante que defina el rumbo que tomara Venezuela. Suena muy bonito, sin ánimos de sonar inocente, pero en serio: ¡El poder es algo genial! ¿No?

Realidad

Ahora bien, cuando un gobierno viene y decide por ti, decide por la vida que debes tener y no por la que aspiras alcanzar, cuando dice que hay “soberanía alimentaria”, no miente: teniendo el control de los alimentos y obligándote a hacer colas en búsqueda de los insumos básicos. Cuando dice que “hay soberanía territorial”, ¡Tampoco miente!: Pudiendo tener el control suficiente en las fronteras nacionales para impedir tu libre tránsito fuera de la Nación; ¿Y cuando afirma respaldar la “soberania popular”?…¡Más aún!
Cuando el “pueblo”, esa masa de gente que deja a un lado su capacidad de raciocinio para apoyar a ultranza la permanencia de un gobierno, esta valiéndose de sí misma para darle trascendencia a un proyecto político encabezado por una élite y un puñado de seres mediocres que solo han profundizado la decadencia y erradicado las oportunidades que -como sociedad- tuvimos para llegar lejos, pero que desgraciadamente desechamos, ahi, exactamente ahi, es donde reafirmo tales consideraciones.

Por ende, es cierto: hay soberanía, pero por parte de un gobierno déspota que niega las libertades, se basa en la entrada en vigencia de leyes y normas que solo perjudican a los individuos y la sociedad, valiéndose de un “poder absoluto” para hacer lo que le dé la gana (…) Si, efectivamente…hay soberanía. La cuestión entonces seria: ¿Realmente es buena, bajo el contexto en que nos vemos envueltos? ¿Realmente nos conviene y respalda como ciudadanos? Hazte esas preguntas y observa a tu alrededor, observa que hay y que no habrá nunca más, y ahí tendrás tu respuesta, una respuesta que dejo al criterio de cada quien.

 

Por: Leonardo Chaurio

Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF