fbpx

¿Maduro Hace Cosas Diferentes Mientras Guaidó Hace Lo Mismo?

Escrito por Andrés Doreste el . Posteado en Socialismo

Andrés Doreste
Abogado, emprendedor, locutor y político.

Viendo lo fácil que se le hace a muchas personas opinar y acusar sin razonar, aclaro de antemano que soy opositor al socialismo de Maduro. No busco con este escrito justificarlo ni nada parecido, por el contrario, mi deseo es comprenderlo para hacerle oposición verdadera y efectiva.

Una frase pudiera resumir todo lo que quiero comunicar: Guaido no ha logrado el cambio de gobierno pero sí ha logrado que el régimen haga cambios.

Los venezolanos estamos ante una revolución socialista en acción que, en 1992 intentó llegar al poder con las armas, pero en el 98 efectivamente llega al poder con los votos. Luego de 20 años de socialismo muy bien implementado, el colapso y la catástrofe es su consecuencia natural. Sin embargo, hacer ajustes para seguir en el poder es también una respuesta natural o lógica de este tipo de revoluciones, cuyo único fin y propósito de existencia es ostentar el poder.

Hasta Diciembre 2018 eran dos crisis las que agobiaban a Venezuela: una crisis económica (hiperinflación, escasez, controles, etc.) Y una crisis humanitaria (escasez de alimentos, medicinas e insumos, éxodo masivo, etc.) Pero en enero se le sumaría una crisis nueva: la política. La aparición de un gobierno interino que reclama legitimidad y señala de ilegítimo al gobierno de Maduro. Además de los vicios anteriores de abuso de poder, supresión de la democracia y escalada autoritaria.

En este punto se cernía sobre Venezuela una esperanza de libertad cuyo rostro era de un diputado de la Guaira que encabezaba el parlamento pero que tenía un elemento diferencial: era joven y mostraba una coordinación perfecta con Washington y el mundo democrático. Una de las frases que se usaron en los discursos, aparte de “Vamos bien”, era: “esta vez es diferente, y tú lo sabes”.

Precisamente lo innovador y diferente de este episodio de la historia política de Venezuela era lo que atraía a millones a las calles a respaldar al nuevo presidente interino.

Por el otro lado, de Maduro se esperaba lo mismo: en lo político, represión, cierre de vías y fronteras, encarcelamiento, persecución, amenazas, alianzas internacionales, etc. Y en lo económico: controles, aumento de salario mínimo, escasez, inflación, corrupción, etc.

Y, aunque ciertamente en lo político actuó como se esperaba, en lo económico no fue así: comenzó a hacer cosas diferentes.

Es así como en estos últimos meses en Venezuela ha quedado derogada de facto la ley de costos y precios justos, es decir, Maduro no está amenazando a productores y comerciantes a poner el precio que él decida desde Miraflores. Y la consecuencia natural de esto es que han reaparecido los productos en los anaqueles de los mercados, abastos y bodegas del país o, al menos, de gran parte del país. Algo que no pasaba hace muchos años.

También ha flexibilizado el control cambiario y, aunque no lo ha liberado del todo, sí es muy fácil comprar y vender divisas en Venezuela y hasta pagar en cualquier establecimiento comercial con dólares y recibir vuelto en la misma moneda. Algo que en años anteriores no sucedía y que, por cierto, es inconstitucional; pues según esta norma el Bolívar es una moneda de curso forzoso.

Lo que indica que Maduro no está preocupado en usar este instrumento legal para seguir obligando a la sociedad a intercambiar en una moneda que está destruida. Además, Maduro hasta Junio 2019 ha subido el salario mínimo en dos oportunidades; y tomando en cuenta que en la misma fecha del 2018 lo subió cuatro veces, observamos nuevamente que está haciendo algo diferente.

Pero no solo eso, la misma AN ha informado que la hiperinflación ha bajado este año 2019. La inflación mensual de enero se ubicó en 191,6%, y en el mes de Mayo llegó a 31,3%.

¿Que esté bajando la inflación en Venezuela? Eso sí que nadie lo habría pensado, pero… Está sucediendo.

Einstein dijo:

La locura es querer tener resultados diferentes haciendo siempre lo mismo.

Maduro, al menos en lo económico y de forma silenciosa, está haciendo cosas diferentes. ¿Estoy afirmando que Maduro ha dado un giro y nos dirige a una economía de libre mercado? No. Lo que afirmo es que está flexibilizando, soltando un poco algunos controles y que esto es diferente de lo que se ha hecho en 20 años.

En cambio, Guaido ha escogido hacer lo mismo: nada. No ha formado aún un gabinete de gobierno, no pudo introducir la ayuda humanitaria, no pudo tomar Miraflores el 30 de Abril, no ha logrado el cese de la usurpación, no tuvo éxito con la amnistía ni ha logrado el quiebre militar. Mandó a la gente a arriesgar sus vidas en las calles para luego mandarlos a sus casas. Negaba que iba a dialogar y terminó dialogando en Oslo y, peor aún, ha mostrado un quiebre importante con su principal aliado que es Estados Unidos. Y más recientemente ha sido denunciado que a quienes designó para atender a los venezolanos en Colombia, cometieron actos de corrupción.

Guaido ha escogido rodearse del mismo liderazgo opositor fracasado de estos 20 años, escogió el status quo, escogió lo mismo, y ahí están los resultados: Maduro fortalecido, la oposición débil y Venezuela sufriendo.

Maduro aún no logra brindar garantías institucionales y jurídicas a la propiedad privada, lo que dificultará la entrada de inversiones al país; aunque es posible que lleguen algunas de manos amigas, como dijo un sabio amigo: “el capitalismo de enchufados es la fase superior del comunismo”.

Lo cierto es que estamos en pleno desarrollo de los acontecimientos. Aún hay mucha incertidumbre del futuro, no sabemos adónde nos dirigimos. Pero, sea peor o mejor, el hecho es que hay algo diferente y no es precisamente las acciones “opositoras”.

 

Por: Andres Doreste

Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF