fbpx

Mentiras Socialistas: ¿Narrativa de Izquierda, Pero Prácticas de Derecha?

Escrito por Alexis Paredes el . Posteado en Socialismo

Alexis Paredes
Libertario | Pro-occidente | Miembro de LA SECTA | El capitalismo sí funciona | Muerte al tirano, abajo el comunismo!

¿Cuál es la izquierda más auténtica y pura? Esta es una batalla que ha existido en Venezuela desde hace mucho tiempo entre dos mafias -antes AD y COPEI, ahora MUD y PSUV- para saber cuál practica el verdadero socialismo. Una es más populista que la otra. Mientras se reparten el botín, se acusan entre sí de ser un “monstruo”: la derecha.

De este entramado surge un político al que muchos admiran -incluyendo medios tradicionales- por sus tatuajes, pero pocos prestan atención a sus nefastas ideas políticas: Miguel Pizarro.

Hace pocó afirmó -sin ningún tipo de vergüenza, ni escrúpulos- que “éste es un gobierno que tiene una narrativa de izquierda”, pero “su práctica económica es absolutamente de derecha”. El problema para Pizarro no es el socialismo, que ha convertido a Venezuela en un país lleno de hambre y miseria, sino el mal “gobierno” de Nicolás Maduro. En este artículo usaremos los mismos argumentos que utilizó el diputado en esa entrevista para desmentirlo.


Prácticas de la derecha: ¿Distribución o Creación?

Pizarro dice: “Acá debemos garantizar que la distribución de la riqueza sea efectivamente equitativa para todo el mundo”. Quitarle al que más tiene, para darle al que menos tiene. Premisa fundamental de la izquierda. Llámese justicia social, Estado de bienestar o distribución de la riqueza. Es la política de castigar al exitoso. La distribución -de la miseria- se realiza con impuestos fuertemente progresivos, subsidios y hasta expropiaciones. Y ¿no es esto lo que ha estado haciendo el chavismo durante 20 años?

Por eso el socialismo siempre tiende a fracasar, por pretender distribuir algo que no puede existir bajo coacción. La riqueza es el resultado de la mente humana que vive en libertad. Quien persigue distribuirla, solo la ahuyenta. Y allí radica la diferencia entre los países ricos y pobres: la libertad.

Un gobierno con “prácticas” de derecha incentiva la creación de riqueza: reduce la carga tributaria, elimina subsidios y fomenta el respeto a la propiedad privada.


Prácticas de la derecha: ¿Gastar o Ahorrar?

“Nuestro verdadero problema no es el volumen del gasto público”, miente Pizarro, cuando esa es la raíz del problema económico venezolano. Un Estado paternalista que pretende cuidar de todos mientras controla todo, obra de la izquierda. Los “logros del pueblo”, las misiones, los bonos. Más de 30 ministerios. Más de 1600 empresas públicas. Educación y salud “gratuitas”. Gasolina subsidiada. La enorme y grosera nómina de empleados públicos.

Para poder gastar ese dinero, el chavismo lo consigue mediante impuestos, multas, petróleo, concesiones, la inflación y -especialmente- narcotráfico, como política de Estado y deudas mil millonarias. El precio lo pagamos los venezolanos.

Un gobierno con “prácticas” de derecha ahorra: reduce el gasto público, se le prohíbe endeudarse, hace recortes importantes y promueve la privatización de empresas públicas.

Prácticas de la derecha: ¿Estado fuerte o Estado limitado?

“Para conseguir mayor inversión pública y privada lo que se requiere es un Estado fuerte que regule la competencia.” Como dice Pizarro, la izquierda sueña con un Estado fuerte que regule. Que regule los precios de los productos, las importaciones, las exportaciones, las divisas, los contratos, los productos, las empresas, la competencia; que aumente los impuestos para “beneficiar” al pueblo; que utilice el monopolio de la violencia para castigar al “especulador”; que regule, que regule, que regule. Y ¿no es esto lo que ha estado haciendo el chavismo durante 20 años?

La izquierda persigue un Estado fuerte con ciudadanos débiles y dependientes. La derecha, un Estado limitado con ciudadanos empoderados. Un gobierno con “prácticas” de derecha no se encarga de regular, ni de decirle a las personas cómo, cuándo y qué comerciar; más bien se dedica a darle seguridad y justicia a sus ciudadanos.


Lavándole la cara a la izquierda.

Las declaraciones de Pizarro no fueron un error. Son intencionales. Tratando de proteger al sistema socialista, él se define como parte de “la izquierda moderna”, que no es para nada diferente de la izquierda tradicional.

Entonces, ¿Cuál es la izquierda más auténtica de Venezuela, la MUD o el PSUV? Ambos lo son. Ambos comparten ideas, formas y objetivos. Pronto, también, compartirán el mismo destino, serán sepultados en la nueva República de Venezuela.

La ideología más sangrienta de la historia, el socialismo, seguirá teniendo quien lo defienda; quien trate de limpiarle las manos -llenas de sangre y miseria- a la izquierda. Nosotros, todos los que adversamos a esta fatal ideología, tenemos el deber de derrotarlos con ideas, desnudando sus mentiras. Nuestro principal objetivo es la libertad y nuestro mejor aliado es la verdad.

 

Por: Alexis Paredes

Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF