fbpx

ONU: La Organización al Servicio de Dictadores

Escrito por Eduardo Flores el . Posteado en Política

Eduardo Flores
Analista político| Articulista|Columnista| Locutor| Co-Autor del texto “Salvemos Venezuela”. Miembro fundador de @dciudadanav | Juventino.

La ONU es una tarima en donde cualquier impostor puede subir a decir cualquier cantidad de falacias, sin vergüenza alguna y ser adulado y aplaudido por magnates de la izquierda, de la corrupción y cómplices de las desgracia que atraviesan ciertos países, incluso miembros. 


Tras el paso de los años y la manera en que se han desarrollado los acontecimientos, hemos podido observar que la Organización de las Naciones Unidas, no es más que una organización que contradice sus principios de protección y promoción internacional de los derechos humanos en países que poseen historial de represión en las libertades de los ciudadanos; por el hecho de irse hacia los intereses propios de sus miembros para tapar los actos infames cometidos y hasta lavarles el rostro a todos aquellos quienes han impuesto dictaduras en sus países. 

La ONU es una tarima en donde cualquier impostor puede subir a decir cualquier cantidad de falacias, sin vergüenza alguna y ser adulado y aplaudido por magnates de la izquierda, de la corrupción y cómplices de las desgracia que atraviesan ciertos países, incluso miembros. 

Hoy se ha caído en la mayor contradicción al permitir que una dictadura forme parte e integre el Concejo, metafóricamente lo que sucedió con la reincorporación de Venezuela a la ONU, es como si hubiésemos puesto a criminales a redactar su propio código penal, en donde por obvias razones todo lo harían a beneficio y conveniencia propia y de los suyos, a tal punto que se ha otorgado una especie de blindaje tras el voto a favor al régimen de Maduro por más de 100 países, en donde así nosotros (ciudadanos) llamemos y reconozcamos a Maduro como un Narco Dictador, allí en la ONU más de 100 países y en general le reconocen como mandatario, como presidente y como el ejecutivo nacional de Venezuela, lo cual es muy grave para nosotros y para la región, pues se le ha dado poder, fuerzas, legitimidad y reconocimiento al régimen de Maduro y  por supuesto, también se la ha investido de demócrata.

Esto no ha sido todo, tenemos el caso de Cuba como otro ejemplo emblemático de la complicidad que existe de este organismo con la izquierda, quien integró el organismo desde su creación, fue elegida en el 2009 y luego tuvo que esperar tres años para volver nuevamente y así fue como una de las dictadura mas longevas del mundo ha estado allí tras el paso de los años, siendo aplaudida y sintiéndose comedida. Es así como los Castro han estado innumerables veces en dicha tarima siendo adulados e investidos de demócratas mientras en la isla los lugareños mueren y quienes viven lo hacen de las miserias y migajas que el régimen les da. 



¡Ya están disponibles!

¿Quieres ver todos los modelos? Haz click aquí



Sin embargo, todavía en pleno siglo XXI hay quienes sostienen que los regímenes con estas características hay que integrarlos en lugar de presionarlos y condenarlos, lo que lo personal me parece una postura cínica e hipócrita más allá de verla como “ingenua”, pues desde una perspectiva democrática el hecho de que países o regímenes que violen derechos humanos y atenten contra las libertades civiles y políticas de los ciudadanos que integren el Consejo de Derechos Humanos, solo desvirtúa y contradice el objetivo de la organización y la hace cómplice de las atrocidades que estos puedan cometer frente a los suyos, pero como puede apreciarse a simple vista, a la ONU no parece importarle mucho este ámbito, pues ha habido momentos en donde incluso más de una quinta parte de sus miembros han sido violadores de derechos humanos, quizá estén siendo muy sinceros o muy sinvergüenza con este tema, pero así estamos. 

Otro caso digno de traer a colación es la asistencia de Maduro a la Organización de las Naciones Unidas en septiembre del 2018, cuando sale del territorio nacional y  aterriza en New York bajo orden de captura emitida por el “Tribunal supremo de justicia del exilio” o ficticio como lo llamo yo, desde julio del año 2018.



¡Ya están disponibles!

¿Quieres ver todos los modelos? Haz click aquí



(Lee este link)

Sin embargo, las decisiones de dicha emisión no son vinculantes a las políticas internas del país, pues Maduro sigue viajando por el mundo sin temor alguno y no señas de ser detenido, lo que indica que: lo emitido por el el TSJ del exilio es una farsa más, es el tráfico de esperanza en su máxima expresión y quizá las mentiras que muchos quieran escuchar. 

Cabe destacar que si Maduro va a la ONU, tiene inmunidad dentro de su perímetro, lo que quiere decir que no puede ser arrestado, por lo tanto su viaje a New York se puede decir que es netamente “legal” y que aunque lo llamemos dictador (como lo dije anteriormente) está siendo reconocido como un mandatario más, en donde queda impune todas las atrocidades impuestas al ciudadano Venezolano y la región. 

Lo curioso de la visita de Maduro a EEUU, es que tuvo el descaro de salirse del perímetro de la ONU y no fue arrestado, he allí la razón por la cual digo que el TSJ del exilio es meramente de palabras y no de hechos. Maduro en septiembre del 2018 estuvo merodeando por New York y visitó una iglesia en Harlem donde incluso fue ovacionado, sí, ovacionado en el propio imperio, quien se lo iba a imaginar…

Aquí el video de la ovación

Pero esto no fue todo, hay otro dato bastante curioso y es que Maduro aterriza con Cilia, quien días antes de su visita a New York, en septiembre del 2018,  fue sancionada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, pero sancionada y todo entró a US como decimos los venezolanos: como Pedro por su casa.

Ver video aquí

Cabe destacar que Cilia en ocasiones anteriores había visitado los Estados Unidos y que allí se encuentran, bajo la justicia norteamericana sus sobrinos por casos de droga, mejor conocido como el caso de los narcosobrinos. 

Todo esto que sucedió con Maduro y Cilia en su visita a New York, su salida del perímetro y su ovación, tuvo directamente que ver con la ONU, lo que deja de manera clara y evidente que dicha organización siempre ha sido un ente para disfrazar y ponerle cara bonita a todo lo que por dentro destruye, impone y azota a los ciudadanos del mundo para así darle cabida a la izquierda, la corrupción, los dictadores y obtener un extenso lucro de todo esto. 

En la ONU también otros dictadores han estado tarima, cómo: Chávez, Díaz Canel, entre otros a lo largo de la historia. Aquí algunas imágenes:

Para consecuencia de los países que se toman en serio dicha organización que se ha convertido en un nido de comunistas y el carácter de los  derechos humanos, no les quedará otras opción más allá de organizarse y crear un ámbito alternativo, en donde se respeten los objetivos y se promueva la libertad, aunque para ello podemos encontrar la CD, la comunidad de las democracias cuya sede hace vida en Varsovia y es una iniciativa para armonizar las políticas exteriores en beneficio de la libertad y en pro de las verdaderas democracias, aunque no estaría mal agregar como política común el bloqueo de las dictaduras y buscar la manera de neutralizar a la ONU y organizaciones en beneficio de la izquierda. 

 

Por: Eduardo Flores

Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF