Oscar: El Cubano Que Solo Quiere Vivir En Los Estados Unidos

Escrito por Jorge el . Posteado en Metáforas

Jorge
Jorge Santa Cruz es habanero. Graduado de periodismo en la Florida International University, escribe novelas de ficción (no lineales) tanto en español como en inglés. Su website es www.jscruz.me. Estados Unidos.

El peor temor de Oscar se ha convertido realidad: Los Estados Unidos tratará de establecer relaciones diplomáticas con Cuba, su país de origen. Su temor: que firmó su deportación a Cuba hace 10 años. “Siempre ha sido difícil para mí aquí, pero yo no quiero vivir en otro sitio”, Oscar, de 50 años, dice. Aunque no debe ser complaciente ser deportado, el caso de los cubanos que tienen pendiente una orden de deportación es muy diferente.

Para muchos el exilio no es confortable. Pero para todos, y después que el presidente Barack Obama anunció su voluntad de reanudar relaciones bilaterales con la isla frente a la decadencia de la dictadura de los Castro, Cuba pudiera ser el paraíso prometido en los próximos 100 años. Todo lo que Oscar sabe hoy es acerca de la devastación de su pueblo natal, La Habana, pero cuando la democracia esté plenamente establecida para los inversores, Cuba será el lugar más prospero de todo el planeta.

Para los Estados Unidos el caso de Oscar, como el de más de 30,000 de cubanos que han sido condenados por un delito y han firmado su deportación, es de una dificultad menor que la de 50 años de aislamiento económico sobre Cuba; aislamiento económico que ha contribuido a la ruina de la infraestructura de la perla del Caribe en su lucha contra la última dictadura de más de 50 años.

Sin embargo, esta no es la primera vez que Estados Unidos impone sanciones económicas a Cuba. Cabe aclarecer que mucho antes de Castro, los Estados Unidos había bloqueado económicamente a la isla varias veces. La infraestructura de todos los sectores en Cuba está tan devastada que no habrá suficiente mano de obra para la reconstrucción de la misma. Cuba se convertirá en la nueva pista de aterrizaje de la inmigración, para la satisfacción de los Estados Unidos o no, ya que la mano de obra barata tomará un desvió. Cuba sigue siendo un sueño de su pasado—como todos los países de América— y de todas sus generaciones, dentro de las cuales muchos han muerto luchando y otros, como Oscar, han renunciado a su patria con la esperanza de una mejor realidad.

A diferencia de la Florida, que apenas tiene recursos naturales—siendo el turismo su única herramienta económica—los días gloriosos de Cuba se ven más cerca que nunca, de un archipiélago que puede vivir por su cuenta por su suelo extremadamente fértil, no sólo reconocido por cultivar el mejor tabaco del mundo, azúcar, café, cacao, cítricos, níquel, y lo que sería una robusta economía turística y pesquera con sus playas, etc. Ni hablar del aporte los deportistas y músicos a la economía. Este listado de renglones económico es basado en un país mesmerizado que no sabría por donde empezar la reconstrucción.

Quizás los habitantes de la isla deban llamarse a capitulo y hacerle caso a una de las canciones del cantautor habanero Carlos Varela: La política no cabe en la azucarera, o como bien dijera Ronald Reagan: el gobierno no es la solución a nuestro problema; el gobierno es el problema—problema que hasta los Estados Unidos tiene que resolver debido al poder centralizado que su gobierno ya abarca.

“Diga lo que se diga realmente no me interesa vivir en otro sitio que en los EE.UU.,” Oscar reafirmó.

 

Por: Jorge Santa Cruz  |  Foto: Les Haines


Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF