fbpx

Para Salir de Maduro, Debemos Acabar con Cualquier Foco de Corrupción

Escrito por Jose Miguel el . Posteado en Opinión

Jose Miguel
A mi no me van a decir qué pensar, qué decir ni qué escribir, por eso fundé esta revista. Yo escribo para no morir en el tiempo; opino para defender lo que sé y cuestiono para descubrir lo que no. Merideño | Libertario.

Corrupción, intenciones de perpetuarse en el poder, negocios sucios, enriquecimiento ilícito, chantaje y la defensa del socialismo, son algunas de las tantas cosas que comparten algunos de los políticos y diputados de la Falsa Oposición, con los Narcos del Chavismo.


El Panam Post ha hecho en los últimos meses, dos trabajos de periodismo de investigación a los que los venezolanos no estábamos acostumbrados; mucho menos el status quo, el establishment.

Ni para qué mencionar el tiempo que llevamos en Venezuela sin verdadero periodismo. De un lado, el Narco Estado constituido en 1998-1999 ha hecho un trabajo sanguinario para controlar la información que se difunde en Venezuela, manipulando así la mente de sus fanáticos. Por el otro lado, los integrantes de todas las versiones de Falsa Oposición que hemos tenido desde entonces, han hecho su trabajo para controlar la información que recibe el disidente venezolano, apalancándose en medios de comunicación, “periodistas”, escritores, artistas, comediantes e influencers financiados por ellos.

¡Venezuela no se merece más esta dictadura de la matriz de opinión!


Te recomendamos leer este artículo: Las Mentiras del Socialismo: La Inteligencia Cubana G2 y la “Oposición”


Las reacciones

En el mes de junio, el periodista del Panam Post, Orlando Avendaño publicó una investigación que demostraba que los Enviados de Guaidó en Cúcuta se apropiaron de los recursos de la Ayuda Humanitaria. Las reacciones no se hicieron esperar.

Los principales periodistas del establishment, los artistas, influencers, políticos y todo cuanto tiene vínculos con la Falsa Oposición, reaccionaron en sintonía para defender a los corruptos y atacar a los que hicieron la investigación. ¿No están las cosas como al revés?

El 23 de agosto de 2019, el mismo periodista Orlando Avendaño lanza a la luz pública una investigación que descose la telaraña de corrupción tejida desde el partido Acción Democrática, de la mano de su Secretario General Henry Ramos Allup. El histórico partido «opositor» venezolano y su vinculación económica con el chavismo ha resultado ser un trabajo periodístico que ha tomado por sorpresa no solo a los involucrados, sino también a los venezolanos que -repito- no estábamos acostumbrados a leer verdades.

Nuevamente, los principales integrates de todos los ámbitos del establishment venezolano, han salido en ataque al Panam Post, al periodista Orlando y en defensa de los acusados.

¿Venezuela quiere salir de Maduro o quiere salir de sistema en su totalidad? Esta es una decisión que ya usted debería haber tomado.


“El enemigo es Maduro”

Sí, pero una vez que Maduro no esté, ¿Qué haremos? ¿Conseguirnos otro enemigo? ¿Otra cara a la cual culpar por todo? ¿O vamos -de una vez por todas- a cortar el problema de raíz?

Maduro es sinónimo de crimen, corrupción, genocidio, narcotráfico, tiranía, socialismo -y siga usted agregándole “virtudes”; pero todo aquel que presente este mismo patrón, no puede ser premiado en virtud de salir de Maduro. A Maduro hay que sacarlo, al chavismo hay que derrotarlo, pero a quienes se comportan como ellos, también.

El enemigo es Maduro” no puede ser una excusa para la impunidad, para el perdón, para el volver a repetir la misma tragedia ejecutada por una cara nueva. Si vamos a extirpar el cáncer socialista, tenemos que hacerlo en todos los lugares donde haya hecho metástasis.


A Maduro hay que sacarlo, al chavismo hay que derrotarlo, pero a quienes se comportan como ellos, también.


“Si atacas a nuestros diputados, estás con el chavismo”

Además de cometer actos de corrupción, la Falsa Oposición tiene otra virtud que comparte con el chavismo: el chantaje.

Solo falta que tengan la desfachatez de abrir -desde la Asamblea Nacional que controlan- una investigación contra el medio que publicó los actos de corrupción, en lugar de hacer el trabajo -que se supone debe hacer el parlamento: investigar los hechos de corrupción, más aún si hay pruebas presentadas.

Por años habían controlado la matriz de opinión que se maneja en la Venezuela disidente, han practicado las más avanzadas técnicas para hacer que la gente crea, piense y repita lo que ellos han querido, y también para que la gente rechace lo que a ellos no les conviene. ¿Les suena familiar?

Estos dos carteles políticos representan un sistema de poder en Venezuela que se favorecen del uno al otro, un trabajo que la inteligencia cubana G2 sabe hacer muy bien: controlar el poder y crear su propia oposición, antes de que la verdadera se forme.


Te recomendamos leer este artículo: Cómo Derrumbar las Columnas que Sostienen al Chavismo y la Falsa Oposición


Les llegó la hora de rendir cuentas

¿Por qué reaccionan a la defensiva quienes hoy integran al cartel político de “oposición”? Porque es su estilo de vida el que está en juego, cuando una nueva y verdadera oposición se perfila en el horizonte de Venezuela.

Esta nota de voz de Miguel Rodríguez, ex ministro de Carlos Andrés Pérez, revela más detalles sobre Henry Ramos Allup y todo su entramado de corrupción que data desde mucho antes del Dictador Hugo Chávez. El ex ministro ofrece entregar más información -con nombres y apellidos- de quienes integraron -y han integrado- esta banda de corrupción relacionada con Acción Democrática.

Todas estas revelaciones están minando la matriz de opinión de la sociedad venezolana, quienes ya a partir de la inacción del agente del G2 que ostenta el cargo de Presidente Interino en lo que va de 2019, han empezado a abrir los ojos y expresarles su rechazo. Han sido 20 años de total control por parte de los dos carteles políticos que comparten las filas del poder en Venezuela.

El PSUV y la MUD-FA se han repartido las cuotas de poder, sostenidos sobre la peor crisis humanitaria que el mundo ha visto en el siglo XXI y que ha hundido a Venezuela en la tragedia más grande de toda su historia.


Si vamos a extirpar el cáncer socialista, tenemos que hacerlo en todos los lugares donde haya hecho metástasis.


La urgencia de una verdadera oposición

Una verdadera oposición existe, es real.

Trabaja incansablemente y -muchas veces- de manera silenciosa, para lograr derrumbar las columnas que sostienen a los Narcos y sus colaboradores. Las caras empiezan a salir a la luz poco a poco, a pesar del cerco mediático que el chavismo sostiene dentro del país y que la Falsa Oposición ha ido construyendo poco a poco en el exterior, de la mano de sus periodistas, medios, artistas, comediantes e influencers “en el exilio”.

Pero para que usted reconozca a esta alternativa política que trabaja por la libertad de Venezuela, tiene que hacer algo: apagarle el televisor, dejar de seguir y leer a los medios que por años han decidido a quién le crees, a quién escuchas y a quiénes aprendes a seguir como “tus líderes”. Y esos medios tradicionales, que ya tienen presencia “en el exilio”, han mutado, se han colocado otros nombres, pero sus anclas, sus presentadores, sus periodistas y todo el círculo de influencers sobre el cual sostienen su monopolio de la matriz de opinión, son los mismos de siempre. Ya usted sabe a quiénes nos referimos.

Y empezar a escarbar en los medios no tradicionales, en los de opinión alternativa. Es necesario y urgente que sea la gente quien derrumbe este monopolio político en Venezuela, porque ellos están ahí gracias al apoyo que les das, sea consciente o inconscientemente. Es elemental que una nueva línea de políticos, influencers y periodistas comprometidos con la verdad, reciban el apoyo de quienes hoy día empiezan a abrir los ojos y descubren que la Falsa Oposición los ha tenido engañados por años.


Es necesario y urgente que sea la gente quien derrumbe este monopolio político en Venezuela, porque ellos están ahí gracias al apoyo que les das, sea consciente o inconscientemente


¡Ya no hay excusa! Las alternativas las hay, están ahí, haciendo un trabajo de hormiga para lograr una libertad de la que se beneficiarán hasta quienes les critican. Los vas a encontrar en medios no tradicionales, expresándose en sus cuentas de red social y a través de ventanas de periodistas que se han hastiado de la vieja forma de “hacer noticia”.

La urgencia de una verdadera oposición nos incluye a todos los venezolanos bien, que no les creemos a quienes han tenido 20 años de oportunidades, de apoyo ciudadano, pero se han aprovechado de ello para seguir tejiendo toda la telaraña de corrupción que hunde a Venezuela en esta tragedia llamada socialismo.

Si queremos salir del chavismo, debemos derrumbar a la Falsa Oposición. De qué lado estás es una decisión que debes tomar ya.

 

Por: José Miguel – Fundador de iF Revista Digital
Cuestiona Todo.

Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF