fbpx

Peronismo: Una Flecha Envenenada Al Corazón Liberal De La República

Escrito por María el . Posteado en Política

María
Periodista. Filosóficamente liberal. Políticamente de derecha. Naturalmente rebelde. El mejor estímulo para vivir es la libertad. Argentina

El verano argentino continúa movido.

Enredado en su propia telaraña de corrupción y muerte el gobierno nacional promueve las peores prácticas para silenciar a una sociedad que está despertando a más de una década de inacción, silencio, falta de juicio crítico y responsabilidad ciudadana. Estamos asistiendo al inevitable desenlace y previsibles consecuencias de un gobierno que debe cerrar bajo siete llaves los secretos de impunidad de su delictivo accionar.

Oscuros intereses y silencios dentro del Peronismo cierran filas en torno a la presidente de la Nación que sabe perfectamente que, en su partido, nadie puede denunciar nada porque no hay nadie con suficiente autoridad para hacerlo. El peronismo, esa asociación ilícita de corrupción e ilegalidad, ha saqueado al país desde Perón hasta la fecha. De ahí que sea tan difícil de romper esa trama, políticamente putrefacta, donde se mezclan los crímenes con la rapacidad; el robo a las manos cadavéricas de Perón y la muerte en extrañas circunstancias del ex presidente Néstor Kirchner, entre otras cosas que serían muy largas de enumerar.

Gobierno que asume garantiza la impunidad de su antecesor. ¡Matemática peronista!

Al reciente asesinato del Fiscal Nisman se le suma un nuevo y preocupante capítulo: el exilio del periodista Damián Pachter y las recientes declaraciones del Jefe de Gabinete Capitanich insistiendo en que “estamos dispuestos a todo, con cualquier método”. Demás está decir que su definición forma parte del acervo político del peronismo ese “movimiento” que es capaz de nacer como uno de corte fascista que coquetea con el nacionalismo anti-norteamericano filo marxista, promueve a los terroristas del 70 hasta que Perón los expulsa de la Plaza de Mayo al grito de “imberbes”. O sea, un movimiento unido por el odio, el resentimiento, el espanto y la voluntad de ahogar cualquier grito liberal contenido en la Constitución Nacional de 1853.

La sociedad ha empezado a reconocer que, esas realidades de persecuciones políticas, encarcelados y fusilados que hace más de 5 décadas estrenó la tiranía castrista y luego continuó Venezuela, hoy se está practicando en esta tierra sudamericana bajo el gobierno de terror impuesto por el kirchnerismo. En rigor de verdad, tampoco son nuevas en nuestro país pues remiten a viejas  posturas impulsadas entonces por el ex presidente Perón cuando, en su época, instituyó frases tan desafortunadas como “por cada uno de nosotros que caiga caerán 5 de ellos”; “levantaremos horcas en todo el país para colgar a los opositores” o “distribuiremos alambre de enfardar para colgar a nuestros enemigos”.

Con la reciente propuesta presidencial de modificar el servicio de inteligencia -que pasaría a estar dirigido por el grupo oficial de choque, La Cámpora- se van cerrando cada vez más las posibilidades de mejorar la institucionalidad de la República y evitar que quede sometida a las arbitrariedades de un autoritario Poder Ejecutivo.
El asesinato del Fiscal Nisman fue la coartada perfecta para instituir controles cada vez más implacables sobre una sociedad ya de por sí castigada por la tiranía kirchnerista.

Ninguna de las medidas que la presidente ha decidido poner en práctica indican que esté dispuesta a abandonar el poder: hay controles cada vez más férreos sobre los Poderes de la República y la persecución y la delación contra los ciudadanos se han convertido en práctica habitual. Se siente acorralada pero también imbatible porque cada día de su gobierno da un paso más a favor de su despótico proyecto.

 

Por: María del Valle  |  Foto: Juan Domingo Perón

Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF