fbpx

Radicales Del Pendejismo: “¡No lo Sabíamos! ¡Hemos Sido Engañados!”

Escrito por iF el . Posteado en Público iF

iF
Nuestro propósito es hacer que los jóvenes conozcan los beneficios de la libertad. ¿Cómo lo hacemos? Con ideas, argumentos y ejemplos sencillos; hablando su mismo idioma. Contenido libertario.

La gente que hoy, luego de 20 años de chavismo sigue justificando la sinvergüenzura de lado y lado les pregunto: ¿por qué lo hacen? ¿de verdad no saben distinguir lo que está bien y lo qué está mal? ¿Es tan difícil darse cuenta que los están estafando de nuevo?


En Venezuela hay un movimiento que a mi me gusta denominar como “radicales del pendejismo”, y son aquellas personas que pase lo pase siguen defendiendo a los políticos que nos llevaron a esta tragedia de proporciones continentales. Ellos -los radicales del pendejismo- tienen como hobby o pasatiempo, ser estafados, de forma consecutiva, y si uno trata de advertirles que los están engañando de nuevo, responden cosas como estas: “suma no restes”; “guerrero del teclado”; “estás lleno de odio”; “eres un enloquecido del insulto”; “miembro de la secta” y mi favorito “y tú ¿qué propones?”, a esto último sí quiero responder: 

Yo propongo que no permitas ser estafado de nuevo, y créeme, lo hago no porque quiero meterme en la vida privada de este grupo de personas, sino porque de ello depende el futuro de nuestro país y -sobre todo- porque quiero evitar que la historia los juzgue como asesinos, porque culpables no son solo quienes están en Miraflores dando las órdenes de condenar a muerte a miles de venezolanos, sino que también son aquellos que permitieron el ascenso de estos criminales al poder, y aquellos que -pudiendo hacer algo para impedirlo- no lo hicieron o no lo hacen. 

Afortunadamente, esto que digo es respaldado por la historia, y digo afortunadamente porque quiero mostrar que no son solo ideas mías.


También puedes leer este artículo: Una Enfermedad Llamada Chavismo, ¿Quiénes la Padecen?


En 1984, Milan Kundera publicó su novela más célebre llamada “La insoportable levedad del ser”,  la trama está ubicada en República Checa, en la década de 1960, país que sufrió el comunismo, fíjense esta cita que extraigo de uno de sus capítulos: 



¡Ya están disponibles!

¿Quieres ver todos los modelos? Haz click aquí



“A los que creen que los regímenes comunistas en Europa Central son exclusivamente producto de seres criminales, se les escapa una cuestión esencial: los que crearon estos regímenes criminales no fueron los criminales, sino los entusiastas, convencidos de que habían descubierto el único camino que conduce al paraíso. Lo defendieron valerosamente y para ello ejecutaron a mucha gente. Más tarde se llegó a la conclusión generalizada de que no existía paraíso alguno, de modo que los entusiastas resultaron ser asesinos.”

Kundera condescendientemente los llamó “entusiastas”, yo en lo personal no puedo llamarlos así, porque se supone que, en pleno 2019 y con acceso a internet, hay mayor posibilidad de educarse y saber que el comunismo mata. Por eso ahora, si a estas alturas sigues apoyando al comunismo que se instaló en Venezuela, o justificando a la oposición de pacotilla, me permito advertirte que estás siendo cómplice de asesinato. 

Pero el cuento no termina aquí, en el mismo libro, Kundera reflexiona lo siguiente “…En aquel momento todos empezaron a gritarles a los comunistas: ¡Sois los responsables de la desgracia del país (empobrecido y despoblado), de la pérdida de su independencia (cayó en poder de Rusia), de los asesinatos judiciales!

Los acusados respondían: ¡No sabíamos! ¡Hemos sido engañados! ¡Creíamos de buena fe! ¡En lo más profundo de nuestra alma, somos inocentes!



¡Ya están disponibles!

¿Quieres ver todos los modelos? Haz click aquí



La polémica se redujo por lo tanto a la siguiente cuestión: ¿En verdad no sabían? ¿O sólo aparentaban no saber?”

La gente que hoy, luego de 20 años de chavismo sigue justificando la sinvergüenzura de lado y lado les pregunto: ¿por qué lo hacen? ¿de verdad no saben distinguir lo que está bien y lo qué está mal? ¿Es tan difícil darse cuenta que los están estafando de nuevo? 

A lo último, Kundera se cuestiona  “¿es inocente el hombre cuando no sabe?, ¿un idiota que ocupa el trono está libre de toda culpa sólo por ser idiota?”

Dejo igualmente esa pregunta para la reflexión, en todo caso, como venezolano que aún vive en Venezuela, he podido palpar que cada día más personas del común y el corriente finalmente han entendido que el socialismo/comunismo es el verdadero enemigo, y eso es sin duda alentador, pero estamos en un sistema diseñado para que bajo el chantaje de la unidad, ninguna opción que se denomine como “no socialista” pueda llegar al poder. Por eso se que además de salir del chavismo, hay que lograr salir de ese laberinto del oscurantismo ideológico en que nos ha metido la Mesa de la Unidad Democrática, actual Frente Amplio.


Este artículo ha sido redactado y enviado por un lector de iF Revista Digital

Autor: Rafael F. Collins – (29 años)
Escritor, abogado y periodista.

Actualmente trabaja como periodista en la Secretaría de la Universidad de Carabobo y profesor en la escuela de Comunicación Social de la Universidad Arturo Michelena. Cuenta con una obra publicada sobre la migración venezolana y los casos de asesinato y tortura en las protestas del año 2014 y 2017 titulada “La normalidad de las cosas”.

Twitter: @fecollins

 

Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF