fbpx

Si No Es El PSUV Ni La MUD, ¿Qué O Quién Nos Representa?

Escrito por Jose Miguel el . Posteado en Opinión

Jose Miguel
A mi no me van a decir qué pensar, qué decir ni qué escribir, por eso fundé esta revista. Yo escribo para no morir en el tiempo; opino para defender lo que sé y cuestiono para descubrir lo que no. Merideño | Libertario.

Ver este artículo en Youtube aquí 


En términos mediáticos se sigue sosteniendo que quien no es del PSUV, entonces es de la MUD, y que la única oposición que existe en Venezuela está representada por esa silenciosa organización seudo-opositora. Pero si eres de los que no se siente representado por la MUD, eso no quiere decir entonces seas del PSUV, aunque algunos quieran manipular.

Para empezar, el PSUV representa algo que buena parte de los venezolanos no somos: corruptos, vividores, parásitos, saqueadores, ladrones, lobistas; ese partido engloba todo lo malo que se puede esperar de un grupo de ciudadanos que, ante la envidia y el resentimiento originado por su incapacidad para producir siquiera una cubeta de hielo, decidieron empadillarse para hacerse con el poder y así, desgraciarle la vida a todos aquellos a los que han envidiado durante años.

¿Suena radical? Ser condescendientes con la maldad es conspirar en favor de ella. Algunos esperarán que se reconozca “lo bueno” del PSUV, pero eso sería como justificar el delito de un violador argumentando que ese delincuente le daba agua a su víctima mientras la violaba. “Al menos no la dejó morir de sed” dirán, y ¿lo vamos a aplaudir por eso?



¡Ya están disponibles!

¿Quieres ver todos los modelos? Haz click aquí



Ahora bien, está claro que el PSUV no representa más que a los peores ciudadanos del país. ¿Qué queda para los buenos? No podemos decir que la MUD. Esta organización representa la vieja política que entre el silencio, el oportunismo y el colaboracionismo capitalizó durante años su poder concentrado en un sector de la población que no sabía para dónde coger. Un sector sin alternativas, sin orientación, que durante décadas ha recibido nada más que contenido e ideas inspiradas en el socialismo y que el PSUV supo explotar en el 98.

Nada más que tenemos que mirar la clase de “líderes” sobre los cuales se ha apalancado la MUD. Un Capriles que manda a bailar salsa a los venezolanos cuando los estafan. Un Leopoldo López que, encarcelado por socialistas aplaude que su partido por fin pertenezca a la Internacional Socialista. Un Henri Falcón que, aunque algunos dirán que no es de la MUD fue el jefe de campaña de Capriles y le cayó a juguetazos a los larenses en una de las más asquerosas expresiones de populismo, al rojo vivo. Y una María Corina que teniendo todo el potencial para diferenciarse, ha preferido guabinear de un lado al otro.

Entonces, si no es ni el PSUV ni la MUD, ¿qué o quién nos representa?

La respuesta es: nadie, solo tú mismo. Estas dos organizaciones en complot le han robado la independencia al venezolano. Han hecho creer que la solución a sus problemas es un supuesto mesías que se elige dentro de la cúpula política que ellos tienen bajo control. Es una especie de conclave político y cada vez que proponen un nuevo “líder” lo único que hace falta es que dejen salir humo blanco por alguna chimenea.



¡Ya están disponibles!

¿Quieres ver todos los modelos? Haz click aquí



Un ciudadano que se respete a sí mismo y quiera defender su libertad y su propiedad, debe gritar a los cuatro vientos que ninguna de estas dos organizaciones lo representa. Debe diferenciarse, reconociendo que tanto el PSUV como la MUD son el statu quo que hoy día queremos quebrar. Un individuo pro libertad habla de derechos individuales, promueve ideas totalmente contrarias al socialismo, al progresismo y por supuesto: al comunismo.

Aquel que no se siente representado por el statu quo habla de “yo”, mantiene criterio propio, no permite que le digan qué hacer y no acepta como “indiscutible” aquello que no ha comprobado por sus propios medios.

¿Los conocemos como Resistencia? Podríamos pasar todo lo que nos queda de vida resistiendo, pero lo que tenemos en común quienes nos diferenciamos de lo tradicional es el cambio: ¡Queremos cambio! Y eso no se logra ni con más socialismo, ni con progresismo o comunismo. El PSUV y la MUD son más de lo mismo.

Las sociedades desarrolladas lo son porque han apostado a lo diferente, y les guste su nombre o no, hay que decirlo: se llama capitalismo.

 

Por: José Miguel  |  Foto: imgkid.com

Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF