fbpx

Sin Intervención Internacional, Venezuela Cae en Punto Muerto

Escrito por Vanessa Novoa el . Posteado en Análisis iF

Vanessa Novoa
Periodista, liberal y si es necesario ubicarme en algún lado del espectro político tradicional, soy de derecha. Defensora tajante de la vida, la libertad y la propiedad.

No vamos bien. En los primeros meses del año, el presidente Juan Guaidó dio el paso correcto al juramentarse como mandatario legítimo, desconocer al régimen de Nicolás Maduro y nombrar embajadores que forjaran enlaces con el resto de los países del mundo, que hoy en su mayoría reconocen su investidura política.

Sin embargo, avanzados los primeros pasos, llegamos a un punto muerto: de nada sirve constituir un gobierno legítimo y ganar el reconocimiento del mundo sí quienes ocupan el poder de facto no abandonan el poder, y ya han dejado claro que no lo abandonarán por una vía distinta a la fuerza.

El régimen de Maduro, viéndose bajo la presión económica y política del mundo, aumentó los costos de su salida. En el primer trimestre del año, encarcelaron a cientos de personas, incluyendo militares y adolescentes, aprovecharon el colapso que ellos mismos provocaron en el sistema eléctrico para quebrar la voluntad cívica, quemaron ayuda humanitaria en las fronteras y pidieron apoyo militar a los rusos.

Mientras, el presidente Juan Guaidó y la Asamblea Nacional persisten en convocatorias a protestas y discursos de desconocimiento que no generan presión ya en un régimen que tiene armas, apoyo militar extranjero y grupos terroristas y narcotraficantes de su lado.

Ante un régimen de mafias, la presión cívica de una protesta pacífica no es suficiente. Esta semana, el encargado de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, expresó que veía prematura una intervención en el país.

Su declaración hizo que simpatizantes del Frente Amplio y su fanaticada celebraran, como si el hecho de restar presión militar al régimen de Nicolás Maduro fuera un beneficio y no un daño para la causa de la libertad -o para el mismo presidente encargado, que hoy enfrenta la amenaza de convertirse en un preso político más-.

Si no pedimos apoyo, no llegará nunca. Si lo pedimos, existe la posibilidad de lograr poner fin a una pesadilla. Los tiempos del hambre se imponen. Es momento de apostar al todo para lograr la libertad.

Lee Nuestros Artículos ¡¡RECOMENDADOS!!


Cuestiona Todo Ícono-circular-iF